Ungen a exlíder nacional del PRI como embajador en el Vaticano

lunes, 11 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Mariano Palacios Alcocer, exdirigente nacional del PRI, ya tiene el aval del presidente Enrique Peña Nieto y del Vaticano para ser el nuevo embajador de México ante la Santa Sede. Sólo le falta la aprobación de la Cámara de Senadores. José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores, indicó que después del “beneplácito” del Vaticano, únicamente falta la aprobación del Senado: “Es un proceso que ya está en trámite. Recibimos el beneplácito (del Vaticano) y ahora habremos de someterlo al Senado. Estamos ciertos, por las características de Mariano Palacios, que tenga buen trámite”. Entrevistado luego de la celebración de los cien primeros días del gobierno de Peña Nieto, el canciller agregó que Palacios Alcocer reúne el perfil para estar al frente de esa embajada: “Tiene el perfil adecuado. Mariano ya fue embajador de México (ante Portugal) en el pasado. Y en el servicio diplomático ha tratado siempre de enriquecer, y dar un servicio de prestigio”. Palacios Alcocer ya tiene experiencia en el tema de las relaciones entre México y la Santa Sede: en 1991, el presidente Carlos Salinas le encargó hacerse cargo de los cambios legislativos mediante los cuales se dio reconocimiento jurídico a la Iglesia y se reanudaron las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede. En ese tiempo, Palacios Alcocer era el presidente de la Fundación Cambio XXI, del PRI, y como tal se dio a la tarea de darle un andamiaje jurídico a lo que serían las nuevas relaciones con la Iglesia. Lo apoyaron juristas de prestigio, como José Luis Soberanes y Diego Valadés, entre otros. De ser aprobado su nombramiento por el Senado, Palacios Alcocer sustituirá en el cargo al panista Federico Ling Altamirano, quien se desempeñó como embajador ante la Santa Sede durante el gobierno de Felipe Calderón.

Comentarios