Abandono e indolencia, caldo de cultivo para grupos de autodefensa: CNDH

martes, 12 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El abandono e indolencia que imperan en el país son un “caldo de cultivo” propicio para el surgimiento de grupos de autodefensa o policías comunitarias, como los surgidos en los estados de Guerrero y Michoacán afirmó Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Añadió que este tipo de agrupaciones seguirán reproduciéndose en la medida en que la injusticia y la impunidad persistan y no se cuente con cuerpos de seguridad profesionalizados y un Estado que se haga responsable de sus obligaciones. Los grupos de autodefensa, subrayó, “son una advertencia que debe alertar a las autoridades para cumplir con su obligación de proveer seguridad pública, y evitar que estas acciones se reproduzcan” y rebasen a las instituciones del Estado mexicano. El ombudsman nacional advirtió además que el surgimiento de grupos de autodefensa “nos alejan del objetivo de recobrar la paz y la tranquilidad, en aquellos lugares en donde grupos criminales tienen presencia y actividad”. Al rendir su informe de actividades ante el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Plascencia afirmó que, en el caso particular del estado de Guerrero, el abandono de la autoridad en el ámbito de la seguridad, ha generado la aparición de los grupos de autodefensa. Recordó que hace una semana fue testigo de la situación al visitar la región mixteca, en donde decenas de pobladores le confiaron el riesgo en el que viven al operar en esa región grupos del crimen organizado. "En la visita que hice al estado de Guerrero, pude corroborar que es el abandono y la impunidad lo que ha generado un caldo de cultivo para que surjan estos grupos de autodefensa, por eso es muy importante que el estado asuma de manera adecuada su deber de brindar seguridad pública, de otra manera seguirán extendiéndose de desesperadamente este tipo de fenómenos", advirtió el ombudsman nacional. Por otra parte, Plascencia Villanueva destacó que durante el año pasado las instituciones de salud, como el IMSS y el ISSSTE, y de seguridad, como la extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la dela Defensa Nacional (Sedena) y la Marina (semar), así como la Procuraduría General de la República (PGR), continúan en la lista de las dependencias que más denuncias tienen por violación a los derechos humanos. No obstante, consideró que aun cuando la violencia es frecuente en todo el país, el cambio de estrategia implementado por el nuevo gobierno de la República podría arrojar en los próximos meses resultados positivos.  

Comentarios