Ofrece Iglesia mexicana trabajar "en unidad" con nuevo pontífice

miércoles, 13 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el máximo órgano de la jerarquía católica del país, se congratuló hoy por la designación de Francisco como nuevo pontífice, con quien prometió trabajar “en unidad” y “fidelidad” para que sus actos de gobierno produzcan “frutos en abundancia”. A través de un comunicado, la CEM señaló que el Papa Francisco será a partir de ahora el “sucesor de San Pedro”, por lo que toda la Iglesia –tanto “los obispos” como la “muchedumbre de los fieles”– deberán trabajar con él en “unidad”, pues como “pastor de toda la Iglesia” tiene “potestad plena, suprema y universal para guiarnos a la comunión con Cristo y entre nosotros”. Los más de 100 obispos del país –aglutinados en la CEM– también expresaron al Papa Francisco “nuestro amor, respeto y fidelidad” para que su ministerio pretino “produzca frutos en abundancia, en bien de la Iglesia y del mundo entero”. El Episcopado mexicano también recalcó que es “motivo de gran alegría” el hecho de que Francisco sea el primer Papa proveniente de América Latina en toda la historia de la Iglesia católica. Además, señaló que la elección de un Papa argentino –“nacido en el Continente de la Esperanza”– es “un signo claro del amor de Dios por las iglesias que peregrinan en estas tierras, en medio de gozos y sufrimientos, de problemas y oportunidades”. A nombre de los obispos mexicanos, el desplegado lo firman Javier Navarro Rodríguez y Eugenio Lira Rugarcía, vicepresidente y secretario general de la CEM, respectivamente.  

Comentarios