Van ambientalistas contra autoridades por caso Dragon Mart

lunes, 18 de marzo de 2013
CANCÚN, Q.R. (apro).- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) informó hoy que interpondrá dos nuevos recursos legales contra el Instituto de Riesgo e Impacto Ambiental (Inira), la Secretaría Estatal de Medio Ambiente (SEMA) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por su actuación en el proyecto Dragon Mart. Además, exigió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que revise de nueva cuenta la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto. En el marco de la séptima y última sesión del Comité de Análisis de Dragon Mart, la representante regional del Cemda, Alejandra Serrano, indicó que esa instancia presentará ante la Sala Constitucional y Administrativa (SCA) del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) una demanda de nulidad contra el resolutivo de Inira, que tras un recurso de revisión confirmó su dictamen a favor de Dragon Mart. También informó que el organismo presentará un recurso de revisión del dictamen de la dependencia ante la Profepa, en virtud de que se determinó que los promoventes no requieren permisos de cambio de uso de suelo forestal, por considerar que prevalece “vegetación secundaria” en el predio en el que se prevé construir el Dragon Mart. De igual manera, Serrano manifestó que promoverán una denuncia popular para que la Semarnat anule los permisos ambientales del proyecto. En este sentido, subrayó que si bien el nuevo delegado de la Semarnat, Raúl Omar González Castilla, anunció que la dependencia someterá a revisión el proyecto, señaló que deben ser las autoridades centrales las que tomen parte en ese asunto. Refirió que González Castilla era el titular de la SEMA cuando el Inira autorizó la Manifestación de Impacto Ambiental, en septiembre de 2012. Por ese antecedente del secretario, dijo, “deja mucho qué desear” la declaración del funcionario estatal, en el sentido de que el asunto no será revisado por la delegación que encabeza. Y abundó que la intervención de la Semarnat no debe reducirse únicamente al tema de la planta desalinizadora, como lo adelantó González Castilla. De acuerdo con Serrano, la Semarnat debe de evaluar “en su conjunto”, ya que el proyecto implica no sólo afectaciones a humedales conectados al mar, sino también a más de 700 viviendas. La sesión de clausura del Comité de Análisis de Dragon Mart terminó en polémica debido a la actuación de Francisco Javier Villarreal Escobedo, encargado de la Dirección de Asuntos Jurídicos de esa instancia. Alrededor de siete organizaciones que participan en dicho Comité se negaron a firmar la minuta de conclusiones, porque Villareal Escobedo omitió la opinión de la Universidad La Salle, pero incluyó la suya. “El manejo de todo fue muy sesgado. Era una buena oportunidad para un ejercicio de transparencia y desafortunadamente no se logró”, dijo la representante del Cemda. Y remató: “Nos vamos con un muy mal sabor de boca”.

Comentarios