Pide Amnistía protección para defensor de inmigrantes

martes, 19 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Amnistía Internacional (AI) alertó hoy sobre el peligro que corre la vida del activista Rubén Figueroa, defensor de inmigrantes del albergue “La 72”, ubicado en el municipio de Tenosique, Tabasco. En un comunicado, la organización no gubernamental detalla que Figueroa fue objeto de amenazas de muerte el pasado lunes 4, por parte de una persona implicada en actos de extorsión contra indocumentados. “La amenaza ocurrió inicialmente cuando trabajadores del albergue le negaron la entrada al agresor”, quien aseguró tener conocimiento de que había sido Rubén Figueroa la persona que lo había señalado, puntualiza. Personal del albergue denunció la amenaza ante la Procuraduría General de la República (PGR), quien informó que ya ha abierto una investigación. Tras la denuncia, asegura AI, los actos de intimidación se han incrementado. No obstante, agrega, las autoridades locales han retirado recientemente las medidas de protección proporcionadas tras las amenazas previas contra trabajadores de “La 72”, medidas que incluían patrullas de policía en el albergue. “La organización está gravemente preocupada por el peligro que corren Rubén Figueroa y otros colaboradores del albergue, incluido el sacerdote Fray Tomás González, quienes continúan desempeñando su legítima labor aún bajo amenazas y sin contar con medidas de protección adecuadas”, apunta. Ante tal situación, AI llamó a las autoridades a brindar “protección efectiva de forma inmediata y conforme a los deseos de las personas afectadas”, y exigió que se investiguen “de forma exhaustiva e imparcial” las amenazas contra los defensores de derechos humanos, quienes ejercen la noble labor de ayudar a cientos de miles de migrantes irregulares que cada año tratan de atravesar México desde América Central y del Sur para llegar a Estados Unidos. “Amnistía Internacional ha documentado constante ataques contra las personas migrantes, incluidos ataques cometidos por bandas del crimen organizado, en ocasiones con la complicidad de funcionarios públicos”, subraya el texto de AI. Añade: “La impunidad por los abusos contra los migrantes, que se encuentran en una situación extremadamente vulnerable, ha permitido que dichos abusos aumenten, pese a los compromisos del gobierno de garantizar el respeto por los derechos de los migrantes”.

Comentarios