Se burla MVS de la opinión pública, acusa Canitec

miércoles, 20 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones por Cable (Canitec), cuyo presidente, Alejandro Puente Córdova, se ha convertido en la voz de Televisa en la guerra de las telecomunicaciones, acusó a MVS de burlarse de la opinión pública. En un comunicado, el organismo señaló que la empresa de Joaquín Vargas “utiliza sus estaciones radiofónicas para enrarecer el ambiente, distorsionar el análisis y entorpecer el debate” de la reforma en telecomunicaciones, debido a que, agregó, pretende ocultar los vínculos de su empresa Dish con el operador dominante en ese sector: Telmex. Luego de que MVS denunció que el diputado Héctor Gutiérrez de la Garza presentará una reserva a la reforma en la que se instruye la entrega gratuita de contenidos a las cableras, pero no a las empresas de televisión satelital como Dish, la Canitec subrayó que el proyecto de reforma constitucional “conlleva un avance al establecer las figuras de must carry y must offer gratuitos para TODOS los sistemas de televisión restringida en el país, con excepción de los declarados dominantes”. Añadió que el vínculo entre MVS y Telmex podría implicar, en términos de competencia, “un tratamiento ventajoso e inequitativo frente al resto de las empresas de telecomunicaciones y televisión restringida que operan en el territorio nacional”. La Canitec –cuyo presidente ha publicado desplegados en contra de periodistas críticos como Carmen Aristegui e incluso contra Ricardo Salinas Pliego, antes de que el concesionario de TV Azteca aspirara a ser socio de Televisa a través de Grupo Iusacell– afirmó que “Dish ha aprovechado su relación con Telmex para hacer, de facto, lo que tiene prohibido el operador monopólico de telefonía, que es ofrecer televisión restringida, de forma directa o indirecta, de acuerdo a su título de concesión”. Ese hecho, agregó, ha sido denunciado por la cámara empresarial desde su origen. En defensa de la reforma sobre telecomunicaciones impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, subrayó: “Busca que ningún actor opere de manera encubierta o goce de ventajas indebidas. MVS, a través de sus espacios informativos, se burla de la opinión pública e intenta presionar el trabajo de los legisladores, para que el nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones nazca con facultades de investigación mermadas”. Sostuvo que un sector con plena y sana competencia requiere un regulador que tenga a su alcance evitar simulaciones de los operadores dominantes para hacer una “cancha pareja” para todos. La Canitec fue más allá de los señalamientos e hizo un llamado “a que los medios de comunicación propiedad del grupo empresarial MVS-Dish no confundan su propio interés comercial y de mercado con la tarea informativa que los debiera obligar a informar con rigor y amplitud sobre asuntos técnicos de competencia que tienen como consecuencia, de aprobarse la reforma, generar mercados mejor regulados que ofrezcan más y mejores servicios a todos los mexicanos para insertarse a la Sociedad del Conocimiento y la Información”.

Comentarios