Denuncian trato inhumano en estación migratoria de Tapachula

jueves, 21 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Los migrantes que por falta de documentos son canalizados a la Estación Migratoria Siglo 21 en Tapachula, Chiapas, son tratados peor que en una cárcel, denunció el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova. En un informe dado a conocer este jueves, el organismo señala que a pesar de que sólo incurren en una falta administrativa por no portar papeles, los migrantes son tratados como delincuentes: No se respeta su derecho al debido proceso, son incomunicados, los alimentos que reciben son de mala calidad, se les maltrata física y verbalmente e, incluso, son llevados a celdas de castigo. "Las personas migrantes pueden percibir que las condiciones en los centros de readaptación social son mucho mejores que en la estación migratoria, en donde las personas están allí por no tener un documento legal y no por haber cometido un delito o una falla", advirtió Melissa Vértiz, coordinadora del área de incidencia del centro. La organización de apoyo a los migrantes presentó su segundo informe sobre el funcionamiento de la estación migratoria Siglo 21 en el que exhibe severas violaciones a los derechos humanos, entre ellas, el hacinamiento. También la separación de familias, la corrupción de servidores públicos, las precarias condiciones de higiene y privacidad, así como desproporcionadas sanciones. Por si fuera poco, señala el informe, hay un pequeño cuarto aislado del resto de las instalaciones denominado “El Calabozo” que es usado como celda de castigo. La mayoría de los migrantes que llegan a la estación migratoria son guatemaltecos, hondureños y salvadoreños quienes, de acuerdo con los activistas sufren daños psicológicos como depresión, angustia y ansiedad cuando son detenidos. Por ello, el Centro Fray Matías de Córdova recomendó al Estado mexicano ofrecer alternativas administrativas para que enfrenten su responsabilidad administrativa en lugar de detenerlos. También pidió respetar los derechos humanos de los migrantes, brindarles asistencia consular, proporcionarles un traductor y castigar los abusos cometidos por parte del personal de migración.

Comentarios