Diputados ajustan ley de telecomunicaciones; acotan "privilegios" de Televisa y del Presidente

jueves, 21 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F., 21 marzo (apro).- Después de una encerrona de siete horas, los coordinadores del PRI, PAN, PRD y PVEM, junto con integrantes del consejo rector del Pacto por México, lograron consensuar la ley de Telecomunicaciones. El punto de desencuentro --la pretensión de otorgar gratuitamente la retransmisión de televisión abierta sólo a los cableros, excluyendo los servicios satelitales como Dish o Sky--, quedó salvaguardado cuando las partes aceptaron que se le dará la retransmisión gratuita a Dish y a Sky cuando las señales de televisión abierta cubran más del 50 % en la Republica, informó el diputado del PAN, Rubén Camarillo, quien formó parte de las negociaciones. Con el acuerdo, se elimina la reserva del PRI de que únicamente sería gratuito para los cableros. Además, se rechazó la opinión no vinculante del Ejecutivo federal y se aceptó que, a cambio, quede la opinión técnica del secretario de Comunicaciones y Transportes. Otro de los cambios aceptados es la inclusión de nuevos indicadores para establecer quién es un agente dominante. Por ejemplo, aceptar el nivel de audiencia para su determinación. Un punto más que se aceptó fue la prohibición de los llamados “infomerciales”, es decir, que no puedan publicitarse candidatos de manera velada en determinados programas, como ocurrió durante el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México con Televisa y que el PRI tanto negó. El PAN presentará dos reservas: La primera tiene que ver con establecer la autonomía de la radiodifusión del Estado para que no la utilice con carácter publicitario y se cree como órgano descentralizado. La segunda reserva es que los integrantes que actualmente forman parte de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), pasen a ser miembros del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) una vez que concluyan su cargo. Al cierre de esta edición, el dictamen todavía no pasaba al pleno para su discusión y eventual aprobación.

Comentarios