Irrumpe autodefensa civil en municipio yucateco

jueves, 21 de marzo de 2013
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Ubicado dentro de la zona metropolitana de esta capital, el municipio de Kanasín, se sumó hoy a la larga lista de poblaciones castigadas por la delincuencia y que, a falta de vigilancia y la ausencia de autoridad, tienen que echar mano de guardias civiles para garantizar la seguridad de la población. Situado en la zona henequenera, y con una población actual aproximada de 80 mil habitantes, Kanasín fue hasta hace poco tiempo una apacible localidad yucateca y punto de referencia turística en materia de gastronomía tradicional. Devorado por la mancha urbana, Kanasín es ahora asiento de algunas de las zonas más depauperadas de la ciudad, donde los giros negros y las pandillas no tardaron en proliferar para asedio de su población y de los comensales que, en mejores épocas, acudían a sus reconocidos restaurantes de comida regional. Hastiados del acoso delincuencial y de la falta de respuesta de la autoridad, que también ha sido atacada por los vándalos, los vecinos del modesto fraccionamiento Villas Oriente, donde viven familias trabajadoras de muy bajos ingresos, decidieron tomar acción en un intento por solucionar el problema. Así, equipados con linternas, machetes, palos, piedras y silbatos y organizados por turnos desde hace varios días los grupos, que ellos autodenominan “movimiento de policía vecinal”, se hacen a las calles del vecindario a partir de las once de la noche y hasta el amanecer para cuidar su patrimonio y la integridad de sus familias. Argumentan que los robos y asaltos son una constante, y a últimas fechas se han reportado, además, algunas violaciones a menores por el rumbo; no obstante, la policía se niega a patrullar la zona y a instalar una caseta de vigilancia, por lo que no les quedó más opción que la que tomaron. Aunque se saben en peligro, advirtieron que en caso de sorprender a alguien atentando contra su patrimonio o sus familias llegarán hasta donde tenga que llegar: “hasta las últimas consecuencias”. Volvieron a lanzar un llamado a las autoridades para resolver el problema de la inseguridad en Kanasín antes de que los vecinos deban llegar al extremo de armarse como ocurre en otros estados y hacer justicia por propia mano. Exhibido el caso, el secretario estatal de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, aseguró que desde ayer la policía estatal aumentó su presencia en Kanasín para apoyar las tareas de vigilancia de la policía municipal y concretamente en el fraccionamiento Villas de Oriente, “para tranquilidad de los vecinos”, agentes al mando del comandante Emiliano Zacarías patrullan. Anunció que en breve se entregarán a las policías municipales 325 patrullas para reforzar la vigilancia en todas las demarcaciones de la entidad.

Comentarios