Autodefensa de Guerrero detiene a 12 policías y a mando por nexos con el narco

martes, 26 de marzo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La policía comunitaria de Ayutla y Tecoanapa detuvo a seis civiles, 12 policías municipales y el director de Seguridad Pública de Juan R. Escudero, Óscar Ulises Valle, por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada. El grupo de autodefensa, que decomisó cinco autos en los que se desplazaban los presuntos delincuentes, señaló que las 19 personas también estarían relacionadas con el asesinato de Guadalupe Quiñones Carbajal, comandante de un grupo de la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG). Alrededor de las 19:00 horas, los detenidos fueron llevados a la agencia del Ministerio Público de Tierra Colorada, cabecera municipal de Juan R. Escudero, y una hora después trasladados en un convoy de la Policía Ministerial a la sede de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) en esta ciudad. Sobre el hallazgo de 12 paquetes de mariguana, la policía comunitaria precisó que se localizaron en la casa de la familia Peralta –a la que pertenecen los seis civiles detenidos– y no en el domicilio de la alcaldesa de Juan R. Escudero, la panista Elizabeth Gutiérrez Paz, como se dio a conocer esta mañana. Desde que surgieron los grupos de autodefensa en Guerrero, este es el primer hecho en el que se detiene a policías municipales por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada. Mientras tanto, alrededor de dos mil elementos de la policía comunitaria de Ayutla y Tecoanapa asumieron la seguridad de la cabecera municipal de Juan R. Escudero, y advirtieron que permanecerán ahí hasta detener a todos los delincuentes que tienen enlistados. Al lugar arribó este mediodía la procuradora de Justicia estatal, Martha Elba Garzón Bernal, quien se mantuvo en el interior de las oficinas de la presidencia municipal. En la mañana, las autoridades informaron que aproximadamente un centenar de policías comunitarios, procedentes de los municipios de Ayutla y Tecoanapa, irrumpieron en el poblado de Tierra Colorada, donde detuvieron a los policías municipales acusados de haber asesinado al comandante Quiñones Carvajal, la medianoche de ayer. También realizaron cateos en diferentes domicilios y colocaron retenes en los tres accesos a la población, a fin de evitar que escaparan los presuntos responsables del crimen del comandante, indicó una fuente del gobierno que pidió el anonimato. Los accesos tomados por el grupo de autodefensa de la UPOEG son: el punto que conecta con el municipio de Tecoanapa, en dirección hacia la Costa Chica; la salida hacia Acapulco, por la carretera federal, y la vía que se dirige hacia Chilpancingo, sobre la autopista del Sol.

Comentarios