Apuntan a móvil pasional en homicidio de auditor en Guerrero

martes, 5 de marzo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La investigación ministerial sobre el homicidio del auditor especial de la Auditoría General del Estado (AGE), Salvador Becerril Gómez, indica que se trató de un asesinato por motivos pasionales y no relacionados con su labor. Según los indicios encontrados en la escena del crimen, se advierte que el funcionario estatal, cercano al equipo del gobernador Ángel Aguirre Rivero, estuvo con más de una persona, a quienes conocía, departiendo con “galletas y refrescos” durante la noche del domingo 3 en la sala de su domicilio, donde fue asesinado de “forma sádica y con brutal ferocidad”. Becerril Gómez recibió múltiples golpes en la cabeza con “una estatuilla de bronce” y cinco puñaladas en el pecho. Previamente, hubo “lucha y forcejeo” que provocaron destrozos en la sala del inmueble y uno de sus agresores resultó herido, ya que dejó manchas de sangre en el baño de la casa, refieren informes oficiales consultados por Apro. Los reportes destacan que la procuradora Martha Garzón Bernal consideró que, “por las características de este crimen”, el caso se adjudicará a la Fiscalía Especializada para “la investigación del delito de homicidio doloso cometido en agravio de mujeres y demás personas con orientación o preferencia sexual por identidad o expresión de género”, que encabeza la agente del Ministerio Publico del fuero común, Everarda Pineda Andraca. De esta forma, la fiscal guerrerense enfocó la investigación en la preferencia sexual del auditor especial de Evaluación al Desempeño de la AGE y no en su entorno laboral, ya que hasta la fecha ni siquiera han asegurado su oficina y equipo de trabajo para el análisis correspondiente. Los dictámenes periciales refieren que la escena del crimen fue alterada por las mismas autoridades ministeriales y policiacas, quienes arribaron al lugar el lunes por la mañana. Este informe refiere que policías municipales y estatales, así como el director de la Policía Ministerial, Marcos Juárez Escalera, y la procuradora Garzón Bernal ingresaron al domicilio sin respetar el protocolo de preservación de evidencias que por normatividad deben acatar.

Comentarios