Denuncia la CEM amenazas contra sacerdotes; pide afrontar inseguridad

jueves, 11 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) denunció hoy que varios de sus sacerdotes siguen recibiendo amenazas telefónicas, por lo que pidió afrontar el problema de la inseguridad, ya que, “todos estamos siendo victimas de la violencia”. En el marco de la 95 asamblea plenaria de la CEM, su secretario general, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, dijo en conferencia de prensa sobre estas amenazas: “Hemos recabado información entre los obispos. Hasta ahora no hemos encontrado relación entre estas recientes amenazas telefónicas y el crimen organizado. Las autoridades especializadas han hecho investigaciones por su parte y comprobado que son llamadas de extorsión.” De esta manera, el Episcopado sigue siendo victima de la violencia en esta administración de Enrique Peña Nieto, como lo fue durante el sexenio de Felipe Calderón, en el que, incluso, fueron asesinados varios sacerdotes católicos. Todavía en diciembre pasado, desapareció el sacerdote Santiago Álvarez, en la zona de Jiquilpan, Michoacán. Hasta el momento no se sabe de su paradero. Este es el caso más reciente de agresión contra un sacerdote católico. Para despertar conciencia de esta problemática, el Episcopado incluso está realizando una serie de películas, como Hermano Narco, en la cual refleja los estragos de la violencia provocada por el narcotráfico. Con estos antecedentes, Lira Rugarcía volvió hoy hacer un exhorto para que el gobierno y ciudadanía enfrenten conjuntamente el problema de la violencia que también afecta al clero. Hoy fue el penúltimo día de labores en la 95 asamblea plenaria de los obispos, que se realiza en la sede de la CEM, ubicada en Lago de Guadalupe, Estado de México. El objetivo de la reunión es elaborar el plan pastoral que regirá a los obispos y arzobispos del país durante el próximo trienio, y en el se contempla la construcción de la paz en México.

Comentarios