Después de siete horas, termina bloqueo de centros comerciales en Chilpancingo

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) tomaron por más de siete horas diversas tiendas de autoservicio y un centro comercial en esta capital, en protesta por la campaña emprendida por empresarios en contra del movimiento magisterial que rechaza la reforma educativa y demanda modificaciones a la Ley Estatal de Educación. La acción, que por segunda ocasión se realiza desde el 25 de febrero cuando comenzaron las protestas magisteriales, se registró a las 8:00 horas de este viernes, cuando los manifestantes, en grupo, se desplazaron hacia almacenes de cadenas nacionales e internacionales, donde se plantaron e impidieron la apertura de los establecimientos. "Es una protesta en contra de los empresarios que se han dedicado a desprestigiar las acciones del magisterio, como la Coparmex de Chilpancingo y la Canaco de Acapulco, que responsabilizan a los profesores por sus pérdidas económicas y no dicen nada por las extorsiones de la delincuencia que los tiene sometidos", expresó un profesor disidente consultado frente a la tienda Aurrerá que se ubica al sur de esta capital. Los establecimientos que fueron tomados son: Soriana, Aurrerá, Sam's Club, y Walmart, así como la centro comercial, Galerías Chilpancingo, donde se encuentra la tienda Liverpool, Cinépolis y una veintena de restaurantes de comida rápida, neverías, boutiques, ópticas, mueblerías y de artículos electrónicos. De forma paralela, una comisión encabezada por dirigentes de la CETEG se reunió con diputados locales del PRD en el recinto legislativo para seguir analizando la propuesta elaborada por el magisterio disidente para reformar la Ley Estatal de Educación, la misma que fue enviada por el gobernador Ángel Aguirre al Congreso estatal y que fue rechazada por mayoría, la semana pasada, en el pleno. [gallery type="square" ids="338836,338837,338838,338839,338840,338841,338842,338843"] Por su parte, el gobernador Ángel Aguirre Rivero criticó las acciones del magisterio disidente; argumentó que había el compromiso de no movilizarse mientras continuara el diálogo con los diputados perredistas. Durante un mensaje difundido a través del sistema oficial Radio y Televisión de Guerrero (RTG), Aguirre exhortó al magisterio disidente a "conducirse en la legalidad", que actúe de manera "civilizada" y siga "transitando por el diálogo". Ello, a pesar de que los integrantes del Movimiento Popular de Guerrero (MPG) declararon que el mandatario ya no garantiza interlocución por sus actitud variante e indolente frente a los conflictos sociales que persisten en la entidad. Luego, Aguirre advirtió: "Este es el compromiso del gobernador, no descuidar la razón principal que es la aplicación irrestricta de la ley y la preservación del estado de derecho". En el mismo mensaje, la secretaria de Educación en la entidad, Silvia Romero Suárez, minimizó las acciones del magisterio disidente al afirmar que en éste participan mil 200 profesores que mantienen cerrados 380 de 10 mil 200 planteles escolares, es decir, sólo el 3%; y que son 26 mil alumnos los que están siendo afectados en las regiones de La Montaña, Centro y Costa Chica. Después del mensaje difundido en todas las estaciones de radio comerciales, comenzó un operativo policíaco encabezado por el director de Seguridad estatal, Guillermo Jiménez Padilla, para desalojar a los profesores que mantenían tomados os establecimientos comerciales. A las 14:30 horas, cerca de 300 policías estatales con equipo antimotín, se apostaron frente a la tienda Soriana, ubicada sobre el encauzamiento del río Huacapa, a un costado de la sede del Ejecutivo. Los manifestantes, cerca de 100, optaron por retirarse del lugar y liberar el establecimiento comercial para evitar una confrontación. Enseguida los antimotines se desplazaron hacia la zona donde se encuentra el restaurante Vip's, y las tiendas Sam's y Walmart, donde también los inconformes despejaron el lugar cerca de las 16:00 horas. No obstante, el contingente mayoritario se encontraba en el centro comercial Galerías Chilpancingo: profesores provenientes de la región Montaña, quienes se alistaron con palos para recibir a los antimotines. Sin embargo, el operativo policíaco no llegó al lugar y cerca de las 17:00 horas se retiraron de la zona comercial, enfilando hacia la autopista del Sol, donde marcharon sobre el carril sur-norte en dirección hacia el campamento que mantiene en la sede de la CETEG. De esta manera concluyó una semana de protestas del magisterio disidente que comenzaron para rechazar la reforma educativa y se ha convertido en un movimiento popular que ha manifestado su oposición a las reformas planteadas por el gobierno federal.

Comentarios