Amenazas del narco, protestas y bloqueos desquician Michoacán

sábado, 20 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Una serie de amenazas lanzadas por el crimen organizado ocasionaron este viernes una jornada de caos en Michoacán. Amenazas de bomba, protestas, bloqueos carreteros, cierre de alcaldías y comercios, suspensión de clases en 735 escuelas y rumores de estallido de violencia, desquiciaron la entidad. Los accesos a Morelia, la capital, fueron bloqueados por integrantes de organizaciones sociales, transportistas y comerciantes -algunos con el rostro cubierto- quienes causaron fuertes congestionamientos en la salida a Pátzcuaro, Charo, Los Reyes, Uruapan, Múgica y Quiroga. Las carreteras a Pátzcuaro, Guadalajara y Salamanca fueron cerradas por un lapso de cinco horas. Fuentes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la entidad informaron que como medida de precaución ante amenazas de bomba las autoridades municipales de los ayuntamientos de Zacapu, Apatzingán, Buenavista, Múgica, Tepalcatepec, La Huacana, Jiquilpan, Sahuayo, Villamar, Briseñas, Cojumatlán, Venustiano Carranza, Marcos Castellanos, Pajacuarán y Zamora, entre otras, decidieron parar labores. Locatarios del mercado Independencia en Morelia desalojaron el lugar luego que una mujer los alertó que un hecho violento ocurriría en el Centro Histórico; inicialmente se indicó que los comerciantes habían sido desalojados por la presencia de una bomba. En Apatzingán, aproximadamente mil 500 personas vestidas con pantalones de mezclilla y playeras con la leyenda “Soy comunitario. Muera el mal gobierno”, se manifestaron portando palos. Las calles lucieron desiertas y los comercios cerraron, ante el temor a desmanes. Un hombre que se identificó como “Comandante Tonatiuh” emitió un comunicado para dar a conocer el surgimiento del Frente Nacional por un Modelo de Seguridad Pública. En Zacapu, un grupo denominado “Movimiento ciudadano por la ciudad del pueblo, caminos y carreteras de Michoacán”, demandó a los gobiernos federal y estatal cumplir con su papel para garantizar la seguridad en el estado. El grupo emitió volantes de protesta por el surgimiento de guardias comunitarias en la entidad, ya que no saben a qué intereses obedecen. “El pueblo no quiere abusos de nadie quiere trabajo y un Michoacán en paz”, indica el escrito. En Morelia, un grupo de taxistas protestó en demanda de un aumento de tarifas. Además, normalistas bloquearon la autopista Siglo XXI en demanda de plazas automáticas para los egresados en este curso escolar. El titular de la Secretaría de Educación estatal, Jesús Sierra, confirmó que 735 escuelas de nivel básico suspendieron labores por seguridad. Agregó que debido a la alerta se analiza la posibilidad de suspender actividades el próximo lunes. El gobierno michoacano afirmó en un comunicado que las manifestaciones fueron incitadas por grupos delictivos: “Se identifica con toda claridad que la mayor parte de los manifestantes no están ahí por su propia voluntad, sino que en diversos puntos acudieron ante el temor de represalias por parte de grupos delictivos”. Agregó que el propósito de los rumores y bloqueos es generar miedo entre la población, aunque el gobierno no desestima ninguna amenaza.

Comentarios