Ligan a fotoperiodista de "Vanguardia" con Los Zetas

jueves, 25 de abril de 2013
SALTILLO, Coah. (apro).- El reportero gráfico del diario Vanguardia, Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa, se convirtió en el segundo periodista asesinado en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto. Su cuerpo descuartizado fue hallado ayer, junto con el del estudiante Julián Alejandro Zamora, en calles de esta ciudad. El caso encierra un misterio: al parecer la delegada regional de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), Claudia Elodia Brondo Morales, supo anticipadamente dónde iban ser abandonados los cadáveres. Esta tarde, luego de que el diario Vanguardia objetó la versión inicial de la PGJE, que vinculó a su fotógrafo y al otro joven con el crimen organizado, la dependencia confirmó que Daniel Alejandro Martínez Bazaldúa, de 22 años de edad, y el estudiante de ingeniería Julián Alejandro Zamora, de 23 años, sí tenían relación con Los Zetas. En conferencia de prensa, el procurador Homero Ramos Gloria señaló que “las declaraciones que obran en el expediente ministerial y las investigaciones relacionadas con los hechos sí dan dos factores importantes: primero, que sí tenían relación de alguna manera con este grupo (Los Zetas)”. Además, dijo, después de realizar pruebas forenses, uno de ellos “dio positivo toxicológico”, aunque las investigaciones apuntan que los dos usaban tóxicos, añadió. Ramos Gloria mencionó que uno de los jóvenes ejecutados tenía antecedentes de acompañamiento en vehículo con robo. “El antecedente lo tiene obviamente la delegación sureste”, puntualizó, y aseguró que para hacer ese señalamiento no tomó en cuenta los “narcomensajes” hallados al lado de los cuerpos. “Los mensajes para nosotros son simplemente parte del cuerpo de la averiguación previa correspondiente, no nos mueve a ninguna especulación”, subrayó. Según el funcionario estatal, las declaraciones de los familiares de las víctimas también confirman que estaban involucrados con el crimen organizado. Por separado, el gobernador Rubén Moreira ofreció investigar el asesinato del fotoperiodista hasta esclarecerlo. En gira de trabajo por Torreón, lamentó el hallazgo del cuerpo sin vida del fotoperiodista, junto con el cadáver del estudiante Julián Alejandro Zamora García. “Es un caso tristísimo, ayer pedí la información, me dicen que tenía dos meses trabajando con ustedes (en Vanguardia), que era fotógrafo de Sociales. A él le dejaron un cartelón”, dijo. “Vamos a hacer la investigación. Creo que es un hecho lamentable”, añadió. Según Moreira Valdez su administración trabaja para garantizar la protección de los trabajadores de los distintos medios de comunicación con presencia en la entidad. Y aunque especificó que en el caso de Martínez Bazaldúa no cuenta con toda la información, el viernes 26 se realizará una conferencia de prensa para ahondar en el tema. “La verdad”, exige Vanguardia Luego de que las autoridades confirmaron el hallazgo de los cuerpos descuartizados y aseguraron que junto a ellos “había dos mensajes que hacen alusión directa a que ambas personas habían pertenecido y desertado a una organización criminal”, el diario Vanguardia criticó la criminalización de las víctimas y reclamó: "Exigimos la verdad". En su editorial de este jueves, Vanguardia exigió a las autoridades una investigación a fondo y la presentación de pruebas para asegurar que los dos jóvenes asesinados ayer, uno de ellos su fotógrafo, estaban relacionados con el crimen organizado. “Contrario al procedimiento que efectúa, incluso para el cual solicita el apoyo de los medios de comunicación, en el documento de anoche la PGJE (Procuraduría General de la República del estado) interpreta irresponsablemente los cartelones afirmando que ambos hacen ‘alusión directa’ a que las víctimas habían sido miembros, y desertaron, del crimen organizado”. Añade: “Al solicitar algún elemento de prueba, el mínimo, cualquiera que sustente dicha interpretación que hace de los cartelones, la dependencia del gobierno estatal no ofreció respuesta alguna hasta el cierre de esta edición”. Tras detallar que desde el inicio de la administración actual se han prometido investigaciones serias, responsables y profesionales en los ataques a periodistas, señala que en el comunicado que difundió anoche, la PGJE “no estableció que el otro cartelón dice que el doble asesinato es un mensaje para la ciudadanía de Coahuila, señalando directamente a los cuerpos policiacos como los Groms y Gates”. El mensaje al que hace referencia el diario decía: “Esto es lo que les va a pasar a todos lo chapulines de mierda este territorio es 100 por ciento zetas no se confundan ni gatas ni croms de mierda, con nosotros no se metan”. Mensajes como ese, agrega el diario en su editorial, se han repetido desde hace tiempo, mismas ocasiones en que la PGJE solicita a los medios de comunicación ni siquiera publicar los contenidos textuales, mucho menos hacer interpretaciones. Continúa: “Nos parece triste y alarmante que Coahuila se convierta en un estado en el que la autoridad condene a personas asesinadas, convirtiéndolas en delincuentes, sin que para esto ofrezca el mínimo de pruebas o argumentos, como ocurrió anoche. “Sólo una investigación seria y profesional puede al final dar con la verdad que la sociedad se merece… por dura que ésta pudiera resultar para los familiares involucrados, como puede ser en este y cualquier otro caso. “Para las familias de Martínez Bazaldúa y Zamora Gracia, no hay palabras que atenúen su dolor, pero junto con ellos demandamos que estos crímenes sean aclarados y castigados. “Inmersa en el desconcierto, esta casa editora lamenta el salvajismo de la violencia que hoy golpea a México y la capacidad de respuesta mostrada hasta ahora por el Gobierno Estatal”, concluye el texto de Vanguardia. Vinculan a delegada de PGJE con doble crimen La delegada regional de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), Claudia Elodia Brondo Morales, supo anticipadamente dónde iban ser abandonados los cadáveres del fotógrafo del diario Vanguardia, Daniel Martínez, y otro joven más, comentaron a Apro periodistas de esta ciudad que solicitaron el anonimato. La noche del martes 23, dijeron, Brondo Morales alertó a la Policía Investigadora de Coahuila sobre dos cuerpos descuartizados que estaban en medio del pavimento en la intersección del bulevar Diamante, Alejandrina y Arco Suizo, de la colonia Miravalle, ubicada al sur de la ciudad. No obstante, cuando llegaron los efectivos policiacos al lugar indicado no encontraron nada y comenzaron a buscar en otros rumbos del barrio, señalaron los periodistas consultados, y agregaron que cuando los policías pasaron por tercera vez por el sitio ya estaban los cuerpos descuartizados. Incluso esa versión fue conocida desde ayer por el Diario de Coahuila, que hoy la publica. “Lo más extraño fue que por versión directa de los elementos de la Policía Investigadora del Estado, éstos fueron alertados del ‘hallazgo’ de los dos cadáveres, con tanto detalle en las señas por parte de la delegada regional de la PGJE, Claudia Elodia Brondo Morales”, precisa la nota del Diario. Y fue con tanta anticipación, agrega, que cuando llegaron aún no los dejaban tirados; no estaban. "Pues ustedes vieron que dimos tres vueltas y pasamos por el mismo lugar tres veces, y hasta la tercera ya estaban los cuerpos aquí, es raro que la delegada haya sabido hasta cómo iban vestidos y como estaban envueltos, y nos mandara con tanta insistencia al punto exacto, lo peor es que nos enviara aún antes de que fueran dejados en el lugar", comentó al periódico uno de los agentes enviados. SIP y Artículo 19 condenan asesinato La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y Artículo 19 condenaron por separado el asesinato del fotógrafo de Vanguardia y exigieron a las autoridades estatales y federales que investiguen a fondo, de forma clara, hasta dar con los motivos y responsables del crimen. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, expresó su solidaridad con familiares y colegas de Daniel Alejandro Martínez y se sumó a la crítica del periódico a las autoridades. En tanto, la organización internacional Artículo 19 pidió a la PGJE investigar a fondo el asesinato del fotógrafo y “sostener con pruebas” los señalamientos de la fiscalía respecto de que presuntamente perteneció y desertó de una organización criminal. Puntualizó que los señalamientos de la dependencia estatal vulneran el derecho a la justicia y la responsabilidad del Estado para investigar, esclarecer los hechos, sancionar a los responsables y reparar los daños causados. “De esa manera se revictimiza a los familiares del fotoperiodista y se vulnera su derecho a la honra y el buen nombre mediante afirmaciones dirigidas a poner en tela de juicio su probidad”, insistió. Artículo 19 detalló que del año 2000 a la fecha Coahuila tiene registro de dos asesinatos de periodistas u uno desaparecido, y es la entidad con más ataques a medios de comunicación, con 10 agresiones. Recordó, asimismo, que el 29 de mayo de 2011 el periódico Vanguardia fue víctima de uno de estos ataques.

Comentarios