Cruzada contra el Hambre, sin objetivos claros: central campesina

miércoles, 3 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp), José Jacobo Femat, advirtió hoy que la Cruzada contra el Hambre, que arrancó el lunes pasado en 400 municipios del país, carece de claridad en sus objetivos. Sostuvo que se trata de un programa de “ayuda coyuntural”, con el otorgamiento de “pequeñas dosis de esperanza para este cáncer del hambre que consume a más de 20 millones de mexicanos”. Jacobo Femat dijo que es difícil que, ante la falta de claridad de sus objetivos, la Cruzada contra el Hambre arroje buenos resultados en un año, sobre todo cuando sólo se entregan despensas semanales a campesinos e indígenas y no genera empleo remunerativo para que obtengan un ingreso y satisfagan sus necesidades de alimentación. “Si las medidas no son adecuadas, como ahora lo veo, que no hay claridad ni precisión en las estrategias políticas que va a seguir el gobierno para resolver el problema del hambre y de la inseguridad, un año va a ser insuficiente para que haya resultados”, sentenció el dirigente de la Cocyp. Propuso que sea una Cruzada por la Alimentación y la Salud de todos los mexicanos, en lugar de una Cruzada Nacional contra el Hambre, ya que las carencias de servicios prioritarios son múltiples Explicó que los objetivos de esta cruzada deben de ser permanentes por la alimentación y la salud del pueblo de México, no sólo de los 400 municipios a los que está enfocado. Explicó que la propuesta de la Cocyp tiene como fundamento generar empleo en todas las comunidades, alimentos sanos para todos los mexicanos con elementos que deben formar cultura, donde el gobierno federal impulse medidas desde la educación primaria y secundaria para la generación de una cultura alimenticia. Es decir, precisó José Jacobo Femat, generar una cultura que permita que los mexicanos tengan una dieta alimenticia adecuada donde se evite el consumo de alimentos y bebidas chatarra. Por eso, insistió en que el gobierno federal debe de realizar acciones extraordinarias de negociación y legislación para detener a las empresas privadas trasnacionales que han invadido con productos alimenticios de bajo nivel nutricional. También tocó el tema del narcotráfico en el campo: “Es urgente frenar la incorporación de campesinos en la producción y trasiego de enervantes, donde más de 600 mil mexicanos están involucrados, ya que esta actividad es una de las más importantes de la economía nacional por ingresos y empleos.” En su opinión, el gobierno debe de generar un esquema de creación de empleos de tal manera que los mexicanos tengan oportunidades de vivir con tranquilidad realizando actividades lícitas y que generen los ingresos económicos suficientes para sostener su alimentación, su salud y su educación. Sin olvidarse de ofrecer las condiciones de formación profesional para todos los jóvenes, de manera que su educación no quede inconclusa al terminar la primaria o la secundaria, sino que éstos puedan realmente ejercer ese derecho a formarse profesionalmente y dedicarse, en los lugares donde viven, al aprovechamiento óptimo de los recursos naturales.

Comentarios