Liberan a dos que intentaron asesinar a un periodista en Oaxaca

miércoles, 3 de abril de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Dos de los tres agresores del periodista Said Hernández, jefe de información de la revista Tucán, obtuvieron su libertad provisional, luego que el juez primero de distrito, José Luis Legorreta Garibay, reclasificó el delito de tentativa de homicidio por lesiones graves, el cual fue confirmado por el Tribunal Colegiado de Circuito, informó el abogado Luis Roberto Bolaños Merlos. Después de conocer el resolutivo, el periodista admitió que la decisión del juez federal y del Tribunal Colegiado de Circuito le provocaron “indignación, molestia, coraje, rabia e impotencia”, porque, a su juicio, existen todos los elementos para configurar el delito de tentativa de homicidio. “Hay pruebas, partes médicos e informes de la Policía Municipal que fueron desechados y que indican que existe protección a los agresores”, denunció Hernández. A su juicio, se trata de una “decisión arbitraria y arrogante del juez federal” porque no valoró las pruebas, lo cual, advirtió, “abre las puertas de la impunidad en Oaxaca y hacen que seamos vulnerables ante cualquier atentado”. Luego que el juez primero de distrito, José Luis Legorreta Garibay, otorgó el amparo y protección de la justicia federal a Ernesto Gerardo Gaona Robles, Daniel Amador Martínez y Emigdio o Emilio Martínez Cortés –los dos primeros obtuvieron su libertad provisional el pasado 26 de marzo–, al pagar una fianza de 100 mil pesos cada uno. Emigdio o Emilio Martínez Cortés sigue en la penitenciaría del estado porque no ha depositado la fianza. La madrugada del 24 de junio del 2012, Ernesto Gerardo Gaona Robles, Daniel Amador Martínez y Emigdio o Emilio Martínez Cortés, atentaron contra la vida del periodista cuando llegaba a su domicilio ubicado en el centro de la capital oaxaqueña. Debido a la gravedad de las lesiones, Said Hernández fue intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sin embargo, sus agresores ahora están libres. Ahora, Hernández teme por su vida y la de su familia porque consideró que sus agresores intentarán consumar su cometido de asesinarlo para después huir. “Están sueltos y en cualquier momento pueden venir; no nos queda más que la autoprotección porque a las autoridades no les interesa brindar la seguridad ni aplicar la ley”, reafirmó. Finalmente, adelantó, organizaciones periodistas realizarán movilizaciones de protesta para exigir justicia y la libertad de expresión.

Comentarios