Obama dice estar abierto a discutir opciones para combatir al narco

martes, 30 de abril de 2013
WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama dijo que no prejuzgará sobre los ajustes que pretenda llevar a cabo el gobierno mexicano en materia de la lucha contra el narcotráfico y seguridad  hasta hablar directamente con Enrique Peña Nieto. “No voy prejuzgar todavía cómo esto (los cambios que quiere hacer el gobierno mexicano) alterará la relación entre Estados Unidos y México hasta que lo haya escuchado directamente, para conocer qué es exactamente lo que quieren lograr”, dijo el mandatario durante una conferencia de prensa realizada en la Casa Blanca. En el marco de la visita que realizará a México el 2 y 3 de mayo próximos, el gobierno mexicano adelantó que en relación con la cooperación bilateral en temas de seguridad y combate al narcotráfico, se limitará y revisará el papel que desarrollan en México las agencias de inteligencia estadunidenses, como la CIA, FBI, DEA y las del Pentágono, entre otras. Los diarios estadunidenses The Washington Post y The New York Times interpretaron los ajustes que quiere emprender el gobierno de Peña Nieto como la decisión inalterable de reducir la injerencia de las agencias de Estados Unidos en temas de seguridad nacional. “Algunos de estos asuntos que él (Peña Nieto) está abordando tienen que ver con refinamientos y mejoras en términos de la manera como quieren trabajar, sobre cómo se pueden coordinar de manera más efectiva”, dijo Obama. Añadió: “En términos generales, puedo decir que mi impresión es que el nuevo presidente está comprometido con las reformas. Ya tomó algunas decisiones importantes y creo que hará más, con lo que mejorará la economía y seguridad de los ciudadanos mexicanos, y también fortalecerá la relación bilateral”, indicó. El mandatario estadunidense dijo que ya está listo para el viaje a México y para su reunión con Peña Nieto, y añadió que los miembros de su gabinete tendrán la primera oportunidad directa de escuchar a sus homólogos mexicanos sobre cómo se desarrollará la nueva etapa de la relación. “Se enfocará mucho en temas económicos, hemos pasado mucho tiempo atendiendo asuntos de seguridad y pienso que en algunas ocasiones olvidamos que (México) es un aliado comercial masivo”, refirió. El próximo viernes 3 de mayo, antes del mediodía, Obama saldrá de México hacia San José, Costa Rica, donde se reunirá con todos los presidentes, jefes de Estado y de gobierno de los países de América Central. “Mi visión en este asunto es que queremos garantizar que nuestro hemisferio está más, efectivamente, integrado para mejorar la economía y seguridad de todos sus pueblos. Lo cual es bueno para Estados Unidos y por lo tanto mejorará nuestra economía”, remató el presidente Obama.

Comentarios