Pese a que aún no es ratificado, Palacios Alcocer se reunirá con obispos

lunes, 8 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que todavía no ha sido ratificado por el Senado como embajador ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer sostendrá un encuentro este martes 9 con los más de 100 obispos y arzobispos del país, en el marco de la 95 asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). Eugenio Lira Rugarcía, secretario general de la CEM, detalló que Palacios Alcocer y la cúpula eclesiástica se reunirán para comer en el búnker del Episcopado, localizado en Lago de Guadalupe, Estado de México, y donde los obispos estarán acuartelados durante toda esta semana para realizar su asamblea plenaria. “Palacios Alcocer acudirá a comer con nosotros este martes. Será una visita meramente de cortesía”, adelantó Lira Rugarcía, en conferencia de prensa. Por su parte, Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, dijo estar consciente de que Palacios Alcocer aún no es formalmente embajador ante la Santa Sede, pues todavía no lo ratifica el Senado, pero incluso así la jerarquía católica lo invitó a comer. “Lo vamos a recibir como el perfilado para ocupar esa embajada”, dijo el presidente del Episcopado. –¿Tratarán con él asuntos de la agenda bilateral entre México y la Santa Sede? –En el Episcopado no tenemos propiamente una agenda al respecto. Apoyamos para que fluyan las buenas relaciones entre los dos Estados. De manera que no tenemos puntos de agenda que le vayamos a proponer en estos momentos a Palacios Alcocer. Robles Ortega señaló que, sin embargo, el que haya más espacios en México en materia de libertad religiosa ha sido y seguirá siendo una petición de la Santa Sede. “Hay temas que siguen su curso independientemente de embajadores o gobiernos en turno. Y uno de ellos es precisamente el tema de la libertad religiosa, que es un derecho fundamental de la persona humana”. Señaló que las leyes mexicanas deben respetar plenamente ese derecho, como ya lo hacen las democracias modernas. “En México debemos estar a la altura de esas democracias”, dijo. Desde hace tiempo, el Episcopado viene pidiendo modificaciones constitucionales para que se imparta instrucción religiosa en las escuelas públicas y para que los sacerdotes puedan ocupar cargos de elección popular, entre otros puntos. Por cierto, a principios de los noventa, durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, Palacios Alcocer fue el principal encargado para realizar los cambios legislativos mediante los cuales se le dio reconocimiento jurídico a la Iglesia y se reanudaron las relaciones diplomáticas con el Vaticano. Hoy la Iglesia quiere dar un paso más. Y el gobierno de Enrique Peña Nieto ya propuso a Palacios Alcocer como embajador. Javier Navarro, vicepresidente del Episcopado, señaló por su parte que “las leyes siempre son perfectibles. En 1992 hubo cambios constitucionales en México. Se dio un avance. Hoy podría darse otro. Debemos seguir debatiendo el asunto de la libertad religiosa”.  

Comentarios