Van contra maestros que destrozaron sede del PRD en Guerrero

lunes, 8 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, calificó de vándalos a los profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) que destrozaron la sede estatal de ese partido el pasado fin de semana. “Reitero mi condena a los actos de vandalismo que protagonizaron supuestos maestros democráticos de la CETEG en el estado de Guerrero, y quiero dejar establecido que ninguna forma de violencia la vamos a admitir nosotros, venga de donde venga, como mecanismo para entendernos, para poder intercambiar puntos de vista y para, incluso, discutir temas importantes fundamentales como es el de la educación”, sentenció. Antes de inaugurar el foro “Desarrollo rural integral y lucha contra el hambre desde la perspectiva de la izquierda” en la Cámara de Diputados, Zambrano llamó a privilegiar el diálogo “democrático y constructivo”. “La imposición de ideas, por la vía que sea y por quien sea, es absolutamente inadmisible”, subrayó. El domingo, profesores integrantes de la CETEG tomaron las instalaciones de la sede estatal perredista, pero fueron desalojados; en respuesta, maestros y representantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Policía Comunitaria (CRAC-PC) del municipio de Tuxtla, Guerrero, anunciaron la creación del Movimiento Popular de Guerrero (MPG) en defensa de la educación. Al respecto, el perredista, presidente del consejo rector del Pacto por México, dijo que están en su derecho de manifestarse pruebas de apoyo. “Tenemos una responsabilidad institucional, como partido, como legisladores, como gobernantes, podemos encontrar todos los caminos que permitan identificar en dónde se puede y de qué manera recoger los distintos puntos de vista en las manifestaciones del magisterio nacional, no sólo de unos cuantos tienen que ser escuchados”, recalcó. En su opinión, se debe escuchar a “especialistas” en materia educativa, reforma a la que bautizó como “revolución educativa”. Zambrano comentó que el representante del PRD en la entidad, Carlos Reyes Torres, anunció que presentará una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) contra quien resulte responsable de los destrozos  en la sede perredista. “Respaldo plenamente la decisión del presidente del PRD en Guerrero de presentar una denuncia de hechos contra quien resulte responsable por los actos de vandalismo, los destrozos que algunos medios quisieron minimizar, que sólo habían lanzado algunos huevos contra la fachada de las oficinas del PRD en Chilpancingo, pues ahí están innumerables fotos, tomas de la televisión que refieren justamente cómo se vandalizó (sic), de cómo se hizo un uso irracional de la violencia por parte de quienes tienen en sus manos la responsabilidad de educar a nuestros hijos en una cultura democrática”, indicó. Aunque defendió su “derecho a la libre manifestación”, pero “el asunto –afirmó– es cuando esto afecta, claramente, violentamente, la vida de terceros”. Agregó: “El daño que le causaron a familias enteras de trabajadores del puerto de Acapulco en esos días de Semana Santa; a los automovilistas; a miles y miles de automovilistas que se quedaron varados e iban con familias, a los hoteleros, a los restauranteros y prestadores de servicios en general, en la zona turística”, se quejó. No obstante, pese a las protestas, Zambrano aseguró que la reforma sigue su curso y será aplicada conforme acordaron en el Pacto por México. Respecto al operativo montado por el gobierno federal para retirar a los profesores que se manifestaron contra la reforma educativa, el perredista se limitó a decir que las autoridades actuaron “en atención a lo que estimaron era su responsabilidad, de preservar el funcionamiento adecuado de las vías de comunicación en una arteria tan importante para nuestro país en esta región de la República”.

Comentarios