Consideran "muerta" la Comisión Monex ante bloqueo priista

martes, 9 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El diputado perredista Roberto López Suárez, presidente saliente de la Comisión Monex, creada hace cuatro meses y medio para esclarecer el financiamiento ilícito en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, admitió que es una instancia “muerta” debido al bloqueo constante de los priistas. Esta tarde el pleno de la Cámara de Diputados aprobó que la presidencia de la Comisión Monex sea rotatoria –como lo demandó el PRI desde hace un mes–, por lo que fue destituido del cargo el perredista; para ocupar su lugar, por mayoría de votos fue elegido el priista José Rangel Espinoza, cercano colaborador de Peña Nieto. Este martes la comisión sesionó por última vez con el perredista al frente; en su sesión el PRI y los diputados del Partido Verde hicieron mayoría para evitar que se llamara a comparecer al presidente del Instituto Federal Electoral, Leonardo Valdés Zurita, y a uno de los operadores financieros de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, el perredista Octavio Romero Oropeza. “Hay una empecinada barrera del PRI para que la investigación no se realice, y eso se liga al acuerdo de la Junta de Coordinación Política para destituirme como presidente de la comisión”, denunció el perredista López Suárez. A su vez, este martes el pleno aprobó que la presidencia fuera rotativa y que hoy recayera en el PRI, en el diputado mexiquense Rangel Espinoza. Lo que hoy va a suceder, consideró el perredista, “es que la comisión va a finiquitar sus trabajos por inanición porque no hay una investigación seria”. Consideró que aún teniendo la presidencia en manos, la mayoría del PRI les impidió avanzar en las indagatorias, “ahora con la presidencia (en el PRI), no va a tener ningún sentido”. –Entonces, para usted la Comisión Monex ¿murió hoy? –Sí. Murió la Comisión Monex hoy. Cualquier vestigio de investigación seria, creo que se está perdiendo. –¿Y por qué tira la toalla? –le preguntaron los reporteros. –No es que tire la toalla; imagínate, desde la Presidencia tenemos muchas limitantes para hacer la investigación con la oposición de la mayoría priista, entre el PAN y nosotros no hemos podido empujar este asunto. No es que tire la toalla. Ojo, ¿eh? Una cosa es que yo crea que la comisión no tiene sentido para que siga en su investigación porque va a estar mucho más que acotada, pero eso no quiere decir que nosotros como diputados de oposición no sigamos investigando. Lo vamos a seguir haciendo hasta que se esclarezcan las cosas. Por lo que corresponde a su partido, agregó, seguirán indagando y harán las denuncias correspondientes a las autoridades cuando así se requiera. López Suárez dijo que la comisión ha muerto y que el PRI tiene que asumir su responsabilidad. Sin embargo, a cuatro meses y medio de su creación –el pleno la aprobó el 20 de noviembre de 2012–, la comisión no pudo indagar absolutamente nada del dinero negro que habría llegado a la campaña de Peña Nieto a través de una operación financiera en donde el Grupo Financiero Monex fue el activo principal. Tampoco se hizo un solo requerimiento de información a diversas autoridades, tan sólo se llamó a comparecer a dos funcionarios, el titular de la Condusef, Mario Di Costanzo, quien deslindó a dicha comisión de la triangulación de recursos; y al director de prerrogativas del IFE, Alfredo Cristalinas, quien no les proporcionó información alguna por encontrarse la indagatoria en proceso, sub judice, como dicen los abogados. La presidencia de la comisión a cargo del perredista López Suárez no realizó solicitudes de información y tan sólo se limitó a intentar pedir al pleno –que tiene mayoría priista y del PVEM–, su autorización para llamar a comparecer al presidente del IFE, lo cual fue rechazado en una primera instancia, después, en sesiones subsiguientes, éstas no se realizaron por falta de quórum provocado por el PRI. En otras comisiones especiales que han investigado actos de corrupción, como la de los hijos de Martha Sahagún, sus presidentes como Martha Lucía Micher Camarena, Jesús González Schmal o Claudia Cruz, solicitaron de manera constante información a diversas instituciones o secretarías, lo que les dio pie a encontrar madejas para continuar las investigaciones. En esta ocasión ello no ocurrió con el perredista López Suárez. El perredista dijo que ahora que la presidencia recae en el PRI, analizará si continúa o no formando parte de la comisión. Por lo pronto, dijo que será hasta la noche de este martes cuando la dirección nacional de su partido, a cargo de Jesús Zambrano –integrante y presidente del Pacto por México–, analizará el caso. Finalmente, este martes la comisión, aún con López Suárez al frente, acordó llamar de nuevo al titular de la Condusef, Mario Di Costanzo, quien ya compareció ante ellos y no ofreció datos que ayudaran a la comisión, “quizá de esa fecha (que compareció) para acá haya algo que debamos saber”. El nuevo presidente de la comisión, el priista Rangel Espinoza comentó: “La idea de solicitar a la Condusef que informe si el IFE ha dado vista en algunos de los asuntos que está investigando para poder seguir adelante con el trabajo de esta comisión. En función de su respuesta habremos de decidir qué acciones continuaremos realizando”.  

Comentarios