Sitian Chilpancingo más de 3 mil federales por megamarcha magisterial

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- A unas cuantas horas de que se efectúe la marcha del magisterio disidente y normalistas, a la que convocaron a la Policía Comunitaria y organizaciones sociales, más de tres mil agentes federales resguardan la ciudad ante la posibilidad de violencia en el transcurso de la movilización. El dirigente de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Gonzalo Juárez Ocampo, anunció que será una manifestación pacífica. Dijo que se anunciará la creación del Movimiento Popular de Guerrero, el cual aglutinará distintas organizaciones que rechazan las reformas propuestas por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Luego de las movilizaciones de ayer en las que, por primera vez, participó la Policía Comunitaria de Tixtla en Chilpancingo, el líder de los profesores insistió que no intentan violentar al estado, sino expresar la inconformidad de miles de guerrerenses pobres y hartos de la violencia. El profesor Juárez Campo y un grupo de maestros se reunieron con ocho legisladores locales del PRD, quienes se comprometieron a llevar las propuestas del magisterio disidente, que pide una evaluación educativa adecuada para el estado, plazas de base, reconocimiento de escalafón, y de los usos y costumbres de los maestros indígenas. Dicha iniciativa ya fue presentada la semana pasada por el gobernador Ángel Aguirre Rivero pero fue rechazada por el Congreso local, al considerar que se contrapone a la reforma educativa propuesta por Peña Nieto y aprobada por el Congreso de la Unión. El dirigente de la CETEG dijo que si los legisladores no apoyan la iniciativa de los profesores guerrerenses el movimiento crecerá con el apoyo de otros sectores sociales. Juárez Ocampo dijo que después de que se integre el Movimiento Popular Guerrerense, el siguiente paso será integrar la Asamblea Popular Estatal de Guerrero, que tiene la intención de luchar contra las reformas del gobierno de Peña Nieto que afectan los intereses de toda la sociedad. Indicó que se trata de un movimiento social, pacífico, que surge de la lucha contra la impunidad y la violencia, el hostigamiento a la Policía Comunitaria y los ataques a las comunidades campesinas e indígenas de Guerrero. Dijo que el movimiento magisterial apoya el diálogo con el gobierno del estado pero que seguirán las movilizaciones y el paro hasta que tomen en cuenta sus propuestas a la reforma educativa. Mientras el profesor manifestaba su deseo de ser escuchados, en la Ciudad de México el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, mandó a felicitar a los legisladores de Guerrero que rechazaron las propuestas de cambio a la reforma educativa que hicieron la semana pasada. Estas expresiones no fueron bien recibidas por los educadores de la Sección 14 del magisterio que integran la CETEG, quienes insistieron en realizar la marcha en esta capital del estado acompañados por la Policía Comunitaria, que participará sin armas. El profesor Juárez Ocampo reconoció en conferencia que hay, por lo menos, 30 denuncias en contra de los maestros. A pesar de eso reiteró que no cambian los planes del movimiento popular y que no buscarán un amparo porque no son delincuentes. Mientras los maestros se preparaban para la marcha de este miércoles, en distintos puntos de la ciudad se observó la presencia de los policías federales y estatales en las calles, frente a los hoteles y en los edificios de gobierno. Los policías armados también circularon en camionetas descapotadas por varios puntos de la ciudad; algunos de los oficiales iban con pasamontañas.

Comentarios