Acusan a Peña de violar derechos de indígenas en Baja California

lunes, 13 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (CCDH) denunció al gobierno de Enrique Peña Nieto por violaciones a los derechos del pueblo indígena cucapá y a tratados internacionales. Raúl Ramírez Baena, director de la CCDH con sede en Mexicali, Baja California, informó que el 7 de mayo pasado, personal de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) decomisó equipo de pesca, vehículos, embarcaciones y 40 toneladas de curvina, especie marina que los cucapá han capturado desde hace siglos como forma de supervivencia. Explicó que el decomiso (tres embarcaciones de motor y redes, nueve redes, un permiso de pesca y dos tráileres con 40 toneladas de pescado) se realizó en supuesta atención a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental, así como los decretos de cuota de captura y veda de la curvina en reserva. En el operativo, participaron, además, efectivos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Marina, poniendo a disposición del Ministerio Público Federal lo decomisado. Sin embargo, recordó, la pesca de la curvina por parte de los cucapá forma parte de su tradición y cultura, protegidas por los artículos 1 y 2 constitucionales, así como por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por México en 1990. Además, resaltó Ramírez Baena, en 2002 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 8/2002, en la que se reconocen esos derechos, recomendación aceptada por las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pero hasta ahora incumplida. Previo al decomiso, apuntó el defensor, el 30 de abril pasado la Secretaría de Gobernación convocó a una reunión de trabajo con los delegados de Sagarpa, de la Profepa, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), los indígenas cucapá y la CCDH, para abordar “las violaciones a los derechos de los indígenas, y se recordó a las autoridades sus responsabilidades constitucionales como garantes de los derechos humanos”. Pese a la mesa de trabajo, la respuesta de las autoridades fue negativa, y se tradujo en los decomisos a los pescadores, causando “un daño irreparable para lo que resta del año”, toda vez que los jueces de distrito y los tribunales colegiados negaron el amparo a los indígenas, desconociendo con ello, afirmó, la reciente reforma constitucional en materia de derechos humanos. Según Ramírez Baena, la cuota de pesca de la curvina golfita fue fijada por las autoridades del gobierno de Peña Nieto en 2 mil 300 toneladas al año. Esta cuota, sin embargo, ya fue cubierta en los primeros meses del año, y ahora los indígenas están en riesgo por no tener otros medio de subsistencia. El activista dijo que en sexenios pasados los cucapá fueron hostilizados;  “por encima de sus derechos”, dijo, el gobierno decretó la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California y Delta del Colorado durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, y después —con Ernesto Zedillo— se estableció la Zona Núcleo de mayor prohibición. Ya en el gobierno de Vicente Fox, el entonces titular de la Sagarpa, Javier Usabiaga, decretó la veda de la pesca de la curvina golfina dentro de la Zona Núcleo, y el titular de Semarnat, Juan Rafael Elvira Quesada, restringió aún más la captura de la especie marina. Ramírez Baena destacó que los cucapá (300 indígenas, aproximadamente) no fueron consultados en ninguna de las decisiones gubernamentales anteriores, como tampoco se hizo con la imposición de cuotas de captura a partir de 2009, violentando sus derechos fundamentales.        

Comentarios