Día del Maestro: SNTE sometido a Peña; Elba Esther la gran ausente

miércoles, 15 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En la celebración oficial del Día del Maestro nadie, ni autoridades ni maestros, hicieron alusión a la exlideresa magisterial presa, Elba Esther Gordillo Morales. En la residencia oficial de Los Pinos, la nueva dirigencia –en realidad la misma, pero sin Elba–, convalidó una vez más la reforma educativa y agradeció el incremento de 3.9% directo al salario, el más bajo de los últimos años para el gremio. A cambio, la promesa presidencial: la educación seguirá siendo laica, pública y los derechos de los profesores estarán a salvo. Invitada de honor a la celebración durante cuatro periodos presidenciales, en este acto –el primero de la gestión de Enrique Peña Nieto– la hasta febrero pasado presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ahora pasa sus días en prisión, acusada de los presuntos delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. En un contexto marcado por su oposición a la reforma educativa, la ceremonia se llevó a cabo en la explanada Francisco I. Madero de la residencia oficial. Ahí, el sustituto y antiguo colaborador de la “maestra”,  Juan Díaz de la Torre, aceptó la reforma educativa, llamó a los maestros a evitar conflictos y, prácticamente, pidió un cese al fuego gubernamental y partidista: “Los conflictos en el tema educativo deben quedar atrás. Los antagonistas políticos e ideológicos deben dejar ya de estigmatizar a los trabajadores de la educación”. Por su parte, en alusión a las disidencias que se oponen a diferentes aspectos de la reforma educativa, Peña Nieto llamó al magisterio a que “nadie pretenda confundir a la sociedad: la educación no se privatiza ni se concesiona”. El mandatario enfatizó que los derechos laborales de los profesores están a salvo y lo que la reforma pretende es otorgar incentivos para que se superen. Sostuvo que la evaluación se realizará tomando en cuenta las circunstancias en las que se desempeñan los docentes. Como Elba Esther, también estuvo ausente el reclamo relativo a la permanencia en las plazas laborales a partir de la evaluación de los docentes. Por el contrario, dio su aval a la evaluación. “En esta fecha en que la República rinde homenaje a los maestros, queremos decirles que pueden confiar en nosotros, que estamos preparados y tenemos la misma determinación con que antes actuamos para apoyar la reforma educativa que el país necesita ahora. “Queremos acompañar la reconstrucción de las capacidades del Estado en todos sus ámbitos, como ciudadanos y trabajadores de la educación. Aspiramos, como todos los mexicanos, a ir mucho, mucho más allá de la coyuntura”, dijo Díaz de la Torre, quien ahora dice que “los maestros” han sido los primeros en apoyar la reforma educativa. Aunque el incremento salarial que aceptó el SNTE en días pasados es el más bajo de los últimos seis años, Juan Díaz expresó: “Señor presidente: aprovecho este momento y la tribuna para agradecer el esfuerzo que su gobierno ha hecho para que el día de ayer recibiéramos, a través del señor secretario de Educación Pública, la respuesta salarial y prestacional para el año 2013; que favorece, y es importante señalarlo, no sólo nuestra legítima aspiración de mejorar nuestras condiciones de vida, sino que va acompañada con recursos para el mejoramiento de nuestras escuelas, la capacitación y la profesionalización de los maestros”.

Comentarios