Caso #LadyProfeco: suspensión al Maximo Bistrot "por fallas en reservaciones y bebidas alcohólicas"

jueves, 2 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A pesar de estar en curso una investigación por orden presidencial, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) consideró que el cierre temporal del restaurante Maximo Bistrot lo ha tratado como un caso más. La dependencia explicó: “La suspensión aplicada no fue exclusiva para ese restaurante. Estas medidas ya se han impuesto en diversos giros comerciales por prácticas que afectan o puedan afectar los derechos y economía de los consumidores”. En un comunicado difundido este jueves, la Profeco sostuvo que jamás llevó a cabo una clausura, sino una suspensión, y atribuyó a los propietarios el cierre temporal de ese restaurante. El pasado 28 de abril, al establecimiento se le impusieron sellos de suspensión por fallas en dos rubros: la venta de bebidas alcohólicas por botella sin exhibir en su carta-menú el contenido neto al que corresponden y su sistema de reservación. Esta última situación fue la que desencadenó la molestia de Andrea Benítez, hija del titular de la Profeco, Humberto Benítez Treviño. La joven acudió al restaurante, amenazó con cerrarlo y envió a inspectores de la dependencia debido a que no le asignaron la mesa que deseaba. Habían pasado sólo dos horas después de que la joven abandonara el restaurante cuando llegaron tres inspectores de la Profeco y colocaron tres sellos por las presuntas irregularidades. Según el comunicado de la dependencia, al momento de la verificación se constató que el Maximo Bistrot cuenta con sistema de reservación, pero “sin informar al consumidor por ningún medio o forma las políticas y mecanismos aplicables para ello, principalmente en la asignación de mesas”. Además, señala, “se ofrece dentro de la carta-menú la venta de bebidas alcohólicas por botella, no informando el contenido neto al que corresponden”. Luego justifica: “La Procuraduría Federal del Consumidor tiene como misión promover y proteger los derechos de los consumidores, para lo cual realiza frecuentes acciones de verificación a comercios de distintos giros, por lo que atiende todas y cada una de las quejas o denuncias que se presenten, sean verbales o por escrito”. Los sellos de suspensión fueron retirados la tarde de este jueves, luego de que el restaurante atendió las observaciones, señaló la Profeco en su comunicado. En tanto, la cuenta de Twitter de la hija del procurador, quien se ganó el mote de Lady Profeco y consiguió que el presidente Enrique Peña Nieto ordenara una investigación sobre el caso, desapareció de esa red social.

Comentarios