Narco somete a alcaldes del norte de Guerrero, denuncia PRD

martes, 21 de mayo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El dirigente estatal del PRD, Carlos Reyes, criticó a los gobiernos estatal y federal porque, en su opinión, las acciones emprendidas desde el año pasado para revertir los efectos de la narcoviolencia “no han sido suficientes”. Reyes Torres calificó de “dramática” la situación que se vive en municipios como Teloloapan, Apaxtla de Castrejón y Cuetzala del Progreso. También denunció que los alcaldes están sometidos por los grupos delincuenciales que disputan a sangre y fuego esta importante zona productora y de trasiego de drogas que conecta con la región de Tierra Caliente y el Estado de México. En entrevista, previa a una reunión del comité estatal del PRD en esta capital, sostuvo que “las cosas siguen muy mal, pues a los alcaldes no les es posible gobernar en esas condiciones y corresponde al gobierno estatal y federal dar el apoyo necesario, porque éste no ha sido suficiente”. El lunes 20, los alcaldes perredistas de Apaxtla de Castrejón y Teloloapan, Efraín Peña Damasio e Ignacio Valladares Salgado, respectivamente, ordenaron el cierre de oficinas públicas y la suspensión de clases en ambos municipios ante la incursión de grupos armados el domingo, quienes “sitiaron” la zona. “Todos nos encerramos en nuestras casas y seguimos en zozobra”, expresó el perredista Peña Damasio, luego de que un grupo de 80 hombres armados “tomó” la cabecera municipal y durante más de tres horas sembró el terror: ejecutó a siete hombres que fueron sacados de viviendas y bloqueó los accesos con camionetas que atravesaron y luego les prendieron fuego. Los alcaldes hicieron un llamado a los gobiernos estatal y federal para que atiendan la grave situación de violencia e inseguridad que se vive en la zona norte, debido a que las autoridades locales no pueden contener las acciones de la delincuencia. Al respecto, el dirigente estatal del PRD consideró que las autoridades federales y estatales no han realizado acciones adecuadas para inhibir a los grupos delincuenciales porque “el resultado no es lo que se espera”. Reyes Torres recordó que desde febrero de este año los alcaldes de Apaxtla y Cuetzala, Efraín Peña Damasio y Feliciano Álvarez Mesino, respectivamente ya habían solicitado ayuda al gobierno estatal ante los graves niveles de inseguridad que se vive en la zona norte. Álvarez Mesino fue secuestrado el 23 de abril de 2012 cuando era candidato a la alcaldía y liberado 18 días después; el perredista nunca interpuso una denuncia, pero después de ganar la elección siguió denunciando el acoso de grupos delincuenciales, así como el resto de sus homólogos de la zona norte.

Comentarios