Suben muertes y bajan aprehensiones de migrantes en la frontera con EU

martes, 21 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- El año pasado, unos 477 migrantes murieron en su intento por cruzar la frontera a estados Unidos, la cifra más alta desde 2005, cuando perdieron la vida 492 personas, según un estudio de la organización estadunidense National Foundation for American Policy (NFAP). De acuerdo con el reporte ¿Cuántas muertes más? El caso moral para un programa de trabajadores temporales,  el incremento de muertes se da en un tiempo en que menos personas están intentando entrar a Estados Unidos de manera ilegal, aunque admite  que quienes lo intentan lo hacen a través de los tramos más peligrosos a causa de la seguridad fronteriza. Los cruces más peligrosos son el del Valle del Río Grande, en Texas, y los que rodean la ciudad de Tucson, en Arizona. En 10 años, refiere el estudio, se duplicó el número de agentes fronterizos. En 2002 había 19 mil 45 agentes y para 2012 ya eran 21 mil 394. Sin embargo, el estudio destaca que el incremento de elementos de la Patrulla Fronteriza no ha significado un incremento en el número de aprehensiones, por el contrario, indica que éstas han bajado de 540 mil en 2009, a 356 mil en 2012. Según el análisis de la NFAP aunque los cruces van a la baja, las personas eligen cada vez tramos más peligrosos debido a la seguridad fronteriza. "La evidencia sugiere que un migrante que intenta cruzar la frontera en la actualidad tiene ocho veces más posibilidades de morir en el intento que hace aproximadamente una década", advierte el documento. De acuerdo con una nota que publica hoy el diario The New York Times sobre el tema el endurecimiento de la seguridad en la frontera ha empujado a los migrantes a buscar rutas de cruces en lugares más remotos y peligrosos. En el Valle de Río Grande, apunta el diario, se recuperaron 150 cadáveres en el año fiscal 2011, casi la mitad de todos los de 2012. De acuerdo con el estudio de la NAFP, en los últimos 15 años,  cinco mil 595 migrantes han perdido la vida en la frontera entre México y Estados Unidos y ello se debe a la “ausencia de canales legales” para que los extranjeros trabajen en Estados Unidos, sobre todo en las industrias hotelera, restaurantera y de la construcción. Durante la administración actual y las tres anteriores, señala el estudio, el Congreso estadunidense ha apoyado un incremento de la seguridad en la frontera, entre otras disposiciones, con un mayor número de agentes de la Patrulla Fronteriza que no ha significado un incremento en las aprehensiones. "Aun cuando aparentemente menos individuos han estado entrando al país de manera ilegal en los últimos años, cruzar la frontera se ha convertido en algo crecientemente peligroso para aquéllos que intentan llegar a los Estados Unidos ilegalmente", insiste. Y afirma que habría muchas más muertes sin los rescates que hace la Patrulla Fronteriza que, desde 2005, ha rescatado a más de 15 mil personas en áreas cercanas a la frontera. Sólo en 2012 rescató a mil 333 personas cerca de la línea fronteriza.

Comentarios