Advierte Aguirre que impedirá se "desborde violencia" en Tierra Caliente

miércoles, 22 de mayo de 2013
ARCELIA-TELOLOAPAN, Gro. (apro).- Durante una gira por la región de Tierra Caliente y la zona norte de la entidad, el gobernador Ángel Aguirre señaló que no permitirá que “se desborde la violencia” en este lugar colapsado por la disputa entre grupos criminales que tienen sometidas a las autoridades y aterrorizada a la población. No obstante, Aguirre Rivero evadió abordar directamente la situación que se vive en esta franja colindante con los estados de México y Michoacán, a pesar de que la estudiante de la preparatoria 3 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) de Teloloapan, Yeimi Morales Calderón, sintetizó el drama que se vive en este lugar. La adolescente demandó la creación de una casa del estudiante en este poblado, debido a que sus compañeros procedentes de diferentes comunidades no pueden trasladarse a sus lugares de origen porque el transporte público ha reducido las horas de servicio ante los índices de inseguridad. Aguirre se limitó a decir que solicitó al gobierno federal que actúe con mayor determinación en el combate a la delincuencia en esta región afectada por el narcotráfico. Además, destacó que pidió el envío de policías federales y soldados para “blindar” la frontera con Michoacán y así evitar que los grupos delincuenciales se refugien en la entidad ante el operativo que despliega el Ejército en la región de Tierra Caliente. El gobernador recorrió la zona norte y la región de Tierra Caliente resguardado por su escolta, policías federales y soldados, donde visitó las cabeceras municipales de Arcelia y Teloloapan, lugares en los que prácticamente estuvo de entrada por salida. En Arcelia, el mandatario presentó su segundo informe de trabajo en la unidad deportiva de este poblado, donde reconoció que a la mitad de su administración no ha concluido obras que prometió, como el hospital general. En este lugar, el Ejecutivo estatal reconoció que la delincuencia impidió la construcción de una carretera en el municipio de Pungarabato, porque "exigió una cuota elevada" a la empresa privada que ganó la licitación de la obra. Mientras que en Teloloapan, Aguirre acudió a la preparatoria 3 Leyes de Reforma de la UAG, donde inauguró una obra construida por la administración universitaria. Entrevistado al término de este acto, Ángel Aguirre afirmó que los índices de inseguridad en la zona norte de Guerrero van “a la baja”, a pesar de los hechos violentos registrados en los últimos días, donde la confrontación de La Familia y Guerreros Unidos tiene sometida a las autoridades locales y en vilo a la población. Aguirre también dijo que “no le consta” que su recientemente nombrado secretario de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez, esté relacionado con el grupo guerrillero denominado Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC). Al respecto, aclaró: “A mí no me consta que tenga relaciones o vínculos con las FARC, pero si alguien hace algún señalamiento, que se le investigue”, ofreció. De esta forma, Aguirre realizó un recorrido por esta convulsionada zona donde se limitó a anunciar que solicitó al gobierno federal el envío de agentes federales y soldados para revertir los efectos de la narcoviolencia que tiene arrodillada aa las autoridades locales y asfixiada a la sociedad. A pesar de que Aguirre convocó a alcaldes de esta zona que han pedido ayuda porque no pueden confrontar a la delincuencia, simplemente los utilizó para refrendar su imagen de autoridad en la entidad, sin resolver la grave crisis de inseguridad que se vive en esta parte de la entidad.  

Comentarios