Repudian deudos del Casino Royale propuesta de memorial

jueves, 23 de mayo de 2013
MONTERREY, (apro).- Las propuestas que ha hecho el ayuntamiento de esta ciudad, que encabeza la panista Margarita Arellanes, para el memorial de las víctimas del incendio en el Casino Royale están lejos de convencer a los deudos de la tragedia que dejó 52 muertos el 25 de agosto de 2011. Una de las dirigentes del movimiento, Samara Pérez Muñiz, acusó que “los diseños de las esculturas que nos presentó el gobierno son francamente irrisorias: consisten en tres columnas con tres palomas aquí, enfrente del camellón". Los familiares de las víctimas también lamentaron el desdén del que han sido objeto por parte de la alcaldesa, quien en febrero les ofreció una disculpa pública, pero que incumplió con el apoyo que se comprometió a dar a los deudos. La disculpa fue únicamente para “la foto”, lamentaron los parientes. En una manifestación efectuada esta tarde en el exterior del establecimiento de apuestas, Samara Pérez se quejó del memorial que ofreció la edil panista. La activista mostró unas fotografías de dos esculturas propuestas por el artista plástico Jorge Everdeen, que el municipio quiere sufragar para recordar públicamente a los fallecidos en el ataque incendiario de Los Zetas. Una de las imágenes es una triple columna escalonada, la mayor de tres metros de altura, coronada cada una por una paloma que representan el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La otra es un ángel con brazos y alas extendidas. Pérez Pérez consideró insultante que mientras los familiares piden que el ayuntamiento compre el terreno donde se verificó la tragedia, en la colonia San Jerónimo, al poniente de esta capital, la alcaldesa ofrece colocar la escultura elegida en el camellón que se encuentra frente al inmueble, actualmente clausurado. “Las propuestas esculturales que nos han hecho llegar han sido bastante burdas, pequeñas. Por ello exigimos que mientras no sea construido el memorial, estas cruces no se retiren”, dijo al  señalar las 52 ofrendas de madera con los nombres inscritos de cada uno de los muertos. Samara, quien en el incendio perdió a su joven hijo Brad Xavier, invitó a artistas y arquitectos de Monterrey y de cualquier parte del mundo a que presenten una propuesta “seria” que realmente represente el dolor de la pérdida y mueva a la sociedad a recordar de manera permanente la atrocidad que ocurrió en el interior del Casino Royale. La activista dijo que el gobierno del estado ya les ofreció que eligieran alguno de cinco lotes baldíos, cada uno de unos 400 metros cuadrados, ubicados en la misma colonia San Jerónimo, para que construyeran una plaza para recordar a los masacrados, pero para ellos el lugar ideal es el sitio de la matanza, que ocupa un área de 2 mil 500 metros. Durante la manifestación estuvieron presentes dos representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quienes recabaron las inconformidades de los presentes. La CEDH emitió el 7 de enero la recomendación 103/2012, unos 17 meses después de la tragedia. La dependencia recomendó que se le pague a los lesionados y sus familiares los ingresos que dejaron de percibir por la tragedia, así como tratamiento médico y psicológico. Los familiares deben recibir asesoría jurídica y social también. La ambigua recomendación no especifica quién debe sufragar los gastos. Todo ha sido incumplido, se quejó Samara.   Asistencia que no llega   Samara Pérez, a nombre de unos diez deudos presentes, dijo que la disculpa que les ofreció Margarita Arellanes el 26 de febrero pasado fue solamente “palabrería”, pues prometió dar asistencia a los sobrevivientes y únicamente ha entregado un par de despensas. La asistencia para los deudos fueron dos consultas médicas y ayuda sicológica durante los primeros meses, que después fue suspendida. “El que más se tardó terriblemente fue el municipio de Monterrey, que demoró dos meses y dio una ayuda médica y dos despensas. Hemos hablado a la oficina de la licenciada Sandra Pámanes (secretaria del ayuntamiento) y no hemos podido tener contacto con ella. Creímos que las palabras de la licenciada Margarita eran sinceras y vemos que no es así”, lamentó. Uno de los más afectados es Alejandro, un adolescente postrado desde los primeros meses de vida en una cama por una extraña enfermedad que le provoca distrofia muscular. El chico, cuyo padre murió en el incendio, necesita costosos alimentos y aditamentos para el respirador que lo mantiene con vida. Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe calderón, ofreció promover un fideicomiso para ayudar a Alejandro con la atención médica, pero incumplió. Los deudos de clientes y trabajadores fallecidos en el casino enfrentan un largo y cansado litigio legal, debido a que el propietario del establecimiento se niega a hacer valer la póliza para reparación del daño. Hasta la fecha, ignoran cuánto debe recibir cada uno de los familiares.

Comentarios