Sicario zeta se declara culpable de la muerte de agente de EU

jueves, 23 de mayo de 2013
MÉXICO D.F. (apro).- El presunto líder zeta, Julián Zapata Espinoza, El Piolín, se declaró hoy culpable en una Corte de Estados Unidos del asesinato del agente estadunidense Jaime Zapata, cometido el 15 de febrero de 2011 en San Luis Potosí. Por el solo hecho de confesar su crimen, al presunto narcotraficante mexicano le esperaba la pena de muerte, pero como el gobierno de Estados Unidos se comprometió a no hacerlo a cambio de su extradición, deberá permanecer en la cárcel de por vida, informó la Corte Federal del Distrito de Columbia. El Piolín fue detenido y extraditado a Estados Unidos, tras comandar un ataque contra dos agentes estadunidenses en la carretera federal 57 del estado de San Luis Potosí; en el atentado en perdió la vida Jaime Zapata y resultó herido su compañero Víctor Ávila, ambos elementos de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos. Zapata Espinoza y otros cinco zetas, fueron detenidos una semana después del suceso, y después del arresto, las autoridades mexicanas lo extraditaron, bajo los cargos de homicidio y uso de armas para cometer crimen violento. Según las autoridades castrenses mexicanas, Zapata Espinoza creyó erróneamente que Jaime Zapata era miembro de una banda rival. El agente asesinado luchó contra sus agresores cuando ellos intentaban sacarlo de su vehículo, por lo que le dispararon tres veces a través de la ventanilla del automóvil que se había abierto accidentalmente. El agente Jaime Zapata murió a los 34 años de edad, tenía su oficina fuera de Laredo, Texas, y trabajaba en la Unidad de Contrabando y Tráfico de Personas de Seguridad Nacional, así como en el grupo de trabajo de Seguridad y Control Fronterizo, y además era integrante de la Patrulla Fronteriza en Yuma, Arizona. En febrero de 2012, se supo que el arma utilizada en el crimen del agente estadunidense fue de las que ingresaron a México de manera ilegal, como parte del operativo “Rápido y Furioso”. El Piolín Julián Zapata Espinoza, El Piolín es supuestamente líder de una célula del cártel de Los Zetas, y el atentado en contra de dos agentes del ICE obedeció a que los confundieron, por el modelo de la camioneta en que viajaban, con miembros de bandas delictivas rivales. El presunto narcotraficante ya había sido detenido en 2009, pero en ese entonces un juez mexicano decidió otorgarle libertad bajo fianza, según dio a conocer en su momento el diario El Universal. La detención tuvo lugar el 10 de diciembre de 2010 en San Luis Potosí, resultado de un operativo militar. De acuerdo con la Procuraduría General de la República, la liberación de El Piolín obedeció a que los delitos que le imputaban eran considerados menores y podía enfrentar el proceso en libertad. Más tarde, en enero de 2011, un juez ordenó que de nuevo se le aprendiera por dejar de firmar el libro de procesados en una prisión de la entidad. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) presentó a Julián Zapata Espinoza como presunto jefe de una célula de Los Zetas. En conferencia de prensa, Ricardo Treviño, en aquel entonces vocero de la Sedena, aseguró que el ataque contra los agentes del ICE, donde murió Jaime Zapata, se debió a una confusión del grupo criminal, ya que por las características de la camioneta en la que viajaban, los sicarios pensaron que se trataba de un miembro de un grupo rival. El Piolín fue detenido en San Luis Potosí por el Ejército Mexicano, junto otras cinco personas más. El funcionario aseguró que la captura de Zapata Espinoza se debió a un trabajo de precisión que se realizó en varias casas de seguridad de la célula de Los Zetas en San Luis Potosí. La investigación de la célula de Los Zetas se realizó en diciembre del 2010 donde se descubrió que El Piolín era el jefe de sicarios del grupo criminal. "En ese momento se pudo identificar a Zapata Espinoza como jefe de una célula de sicarios de "Los Zetas" en San Luis Potosí y complementada por trabajos de inteligencia militar, se pudo determinar al "Piolín" como presunto responsable de la agresión a los agentes estadounidenses y fue detenido en San Luis Potosí", precisó Treviño. Aseguró que El Piolín confesó que también El Loco y El Catracho participaron en el ataque contra los agentes estadounidenses. El agente Zapata y Avila fueron atacados el pasado 15 de febrero cuando circulaban por una carretera de San Luis Potosí cuando fueron atacados por el grupo de sicarios. En el operativo se decomisaron celulares, cinco armas cortas, cinco vehículos, uno de ellos blindados y 41 cargadores.

Comentarios