Ni tortura ni siembra de dinero, aclara la Procuraduría de Tabasco

viernes, 24 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, se negó a opinar hoy sobre las declaraciones del extesorero José Manuel Saiz y de su secretaria, en el sentido de que los 88.5 millones de pesos asegurados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) fueron “sembrados” y que Marlis Cupil López fue “‘secuestrada y torturada” para dar a conocer el sitio donde fue encontrado el dinero. “Sobre delincuentes habla la Procuraduría”, atajó el mandatario. El procurador Fernando Valenzuela Pernas salió al paso del contraataque mediático lanzado por los excolaboradores de Granier Melo, quienes afirmaron que lo del hallazgo del dinero fue “un montaje”. Además, Cupil López dijo en entrevista televisiva la mañana de este viernes que fue torturada por elementos de la PGJE. Valenzuela Pernas rechazó esas aseveraciones y sostuvo que “Saiz Pineda deberá explicar ante la Procuraduría de dónde salió el dinero incautado”, ya que hay elementos para determinar que en el lugar cateado en la ranchería Lomitas de Nacajuca estaban las cajas de cartón con fajos de dinero en efectivo. El procurador tabasqueño sostuvo en entrevista que incluso Cupil López accedió a que se realizara la diligencia en el inmueble donde se encontró el dinero y aseguró que en ningún momento fue maltratada por los agentes. Sin embargo, admitió que las oficinas judiciales a su cargo investigarán la supuesta tortura cuando la agraviada presente una denuncia formal. Además, conminó a Cupil López, quien se encuentra internada en un hospital del Distrito Federal, a presentar su queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Valenzuela Pernas advirtió que la dependencia a su cargo no caerá en polémicas, e indicó que los señalados por el saqueo de más de mil 900 millones de pesos al erario de Tabasco, entre ellos Granier Melo y Saiz Pineda, “deberán declarar la próxima semana”. Además, reiteró que se les garantizará el respeto a sus debidos procesos penales.

Comentarios