Sin dinero, sin oficinas y sin personal nace la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas

lunes, 27 de mayo de 2013
MÉXICO D.F. (apro).- Sin recursos, sin instalaciones propias y sin personal capacitado, el gobierno federal formalizó hoy la creación de la Unidad de Búsqueda para Personas Desaparecidas que se encargará de indagar el paradero de alrededor de 26 mil individuos a lo largo y ancho del país. En la ceremonia celebrada en el Salón Independencia de la Procuraduría General de la República (PGR) quedó de manifiesto también la improvisación de la medida puesta en marcha cuando el subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, el panista Ricardo García Cervantes, reveló en su discurso que la nueva instancia nacía sin recursos propios, sin oficinas y con 12 agentes que serán capacitados sobre la marcha y el titular de la Segob comentó, por su lado, que no habrá ninguna limitante de recurso para la búsqueda de desaparecidos, y que volcará todos los esfuerzos del gobierno en esta tarea. "No será un tema más de olvido queremos que las cosas funcionen bien... Queremos que hablen los hechos, las acciones y los resultados", machacó el funcionario federal. En tanto, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que los 12 fiscales que integrarán la unidad, a quienes definió como útiles, honestos y con emoción, les pidió ponerse en el lugar de los deudos para conocer el drama que padecen. "No hacemos magia, pero vamos a llegar hasta donde se pueda llegar", subrayó. Durante su participación en el evento, García Cervantes reconoció que “los familiares de desaparecidos han realizado un mejor trabajo que las autoridades para la localización de personas”. Luego de puntualizar que la Unidad de reciente ceración carece de recursos y de oficinas propias, confesó que los 12 agentes del Ministerio Público que tendrán la tarea de localizar a los desaparecidos serán capacitados sobre la marcha. El funcionario anunció también la conformación de un banco general de datos de desaparecidos, con la información de las listas elaboradas por otras unidades y fiscalías de la PGR, entre ellas la de trata de personas. “Para evitar que actos burocráticos impidan la localización de desaparecidos, habrá una ventanilla única de atención para la búsqueda de personas desparecidas que, por el momento, estará ubicada en las instalaciones de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, mientras se designa la ubicación física de dicho organismo”, señaló. De su lado, Murillo Karam aseguró a los familiares de las víctimas que conoce perfectamente bien sus asuntos y el denominador común de sus quejas: “La queja era casi siempre el abandono de la investigación; a veces, por razones atribuibles a alguien y a veces, por razones atribuibles a un sistema que no estaba coordinado”. “Aparte de haber sufrido el terrible drama de haber perdido a un ser querido, después tuvieron que sufrir ustedes mismos la búsqueda ante todas las adversidades que puedan imaginarse y para colmo el terrible desafío del laberinto burocrático. Hoy lo que queremos destrozar es ese laberinto burocrático”, aseguró. El procurador les ofreció también que el Ministerio Público que empiece la investigación será quien la concluya “a menos que –aclaró--ustedes nos digan que no sirve, o que no tiene pasión o que no se entrega, pero que el que la empiece la termine”. En cuanto a los funcionarios que participarán en las investigaciones de desaparecidos, señaló que se han escogido a los más “limpios” porque tienen emoción, porque tienen verdadero deseo de ser útiles. Incluso, los conminó a no perder de vista su objetivo. “Sientan la satisfacción de cumplir, hagan enorgullecerse a todos por haber cumplido, pero fundamentalmente la responsabilidad enorme de poder devolverle a una familia la paz que significa saber qué pasó con su ser querido. “Saber, quitarles a los familiares de las víctimas) esa terrible, brutal impotencia de no saber si está vivo, si está sufriendo, si está siendo maltratado, si está muerto, donde quedó. Que se lo pongan en la cabeza (los funcionarios) para que sepan el drama que están sufriendo, para que puedan entender todas sus acciones y que juntos podamos ir para adelante en la búsqueda de una solución”. Sin embrago, el titular de la PGR se justificó luego: “Les he dicho muchas veces (a los familiares), no hacemos magia, vamos a llegar hasta donde se pueda llegar, pero vamos a llegar hasta ahí, hasta donde se pueda llegar, vamos a agotar todas las opciones y hablar con absoluta verdad sobre las posibilidades de los resultados. En la ceremonia estuvieron presentes familiares de desaparecidos y los ombudsman nacional y capitalino, Raúl Plascencia Villanueva y Luis González Plasencia. El primero aseguró en entrevista de banqueta que la CNDH tiene una lista de 24 mil 800 desaparecidos.

Comentarios