Urgen a senadores defender con "uñas y dientes" derechos de migrantes en México

martes, 28 de mayo de 2013
TENOSIQUE, Tab. (apro).- El Movimiento Migrante Mesoamericano demandó a los senadores que integran las comisiones de Asuntos Frontera Sur, Asuntos Migratorios, Derechos Humanos y Población, que replanteen la política migratoria para salvaguardar los derechos humanos y disminuir la violencia contra los indocumentados en el sureste mexicano. Al concluir la Misión de Observación de la Ruta Migratoria, defensores de derechos humanos entregaron a los legisladores Mariana Gómez del Campo, Layda Sansores, Zoe Robledo, Adán Augusto López y Humberto Mayans el documento en que recopilaron testimonios de extorsión, asalto y secuestros, así como datos de la desaparición de migrantes en los límites territoriales de Tabasco y Veracruz. Durante la reunión con los senadores, los activistas fray Tomás González, Rubén Figueroa, José Jacques y Elvira Arellano recordaron la masacre de 72 migrantes centroamericanos en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010, así como el ataque del pasado jueves 2 contra cientos de indocumentados en la comunidad Las Barrancas, en Cosoleacaque, Veracruz. Fray Tomás González aseguró que hechos como ésos se repiten continuamente en la frontera sur-sureste del país, sin embargo el miedo de los inmigrantes, la corrupción de las autoridades y la impunidad del crimen organizado han hecho que queden en el silencio. En su oportunidad, Elvira Arellano, activista de la organización Familia Latina Unida, pidió a los senadores presentes en la reunión que defiendan con “uñas y dientes” los derechos de los centroamericanos en suelo mexicano. La criminalización de los indocumentados y la indiferencia del Estado mexicano, dijo, han permeado en la presencia del crimen organizado en los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz. “Todo mundo sabe que al entrar a suelo mexicano, los migrantes centroamericanos se encuentran con una cuota inicial de cien dólares que hay que pagar”, agregó. Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Centroamericano, puntualizó que si bien los senadores recorrieron con ellos algunos tramos de las vías del ferrocarril en Tenosique, Tabasco, donde pululan los “halcones” e integrantes de la delincuencia organizada, “a ustedes –les dijo– no les van a hacer nada porque son autoridades y vienen acompañadas de policías”. Fray Tomás González tomó de nueva cuenta la palabra para señalar que las amenazas de muerte y los acosos en contra de quienes dirigen los albergues donde protegen a los migrantes y defienden sus derechos humanos siguen vigentes, sin una acción concreta de las autoridades federales. En respuesta, el senador Humberto Mayans prometió “tomar nota” y trabajar sobre el tema en la Cámara alta.

Comentarios