Contadora de Tabasco demanda a Núñez y al procurador por tortura

miércoles, 29 de mayo de 2013
MÉXICO D.F. (apro).- Marlis Cupil López y Francisco Javier Hernández, dos de los principales implicados en el dinero decomisado al extesorero de Tabasco, José Manuel Saiz Pineda, presentaron hoy una denuncia formal en la PGR en contra del gobernador y el titular de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), Arturo Núñez y Fernando Valenzuela, respectivamente, por los presuntos delitos de tortura, privación ilegal de la libertad, amenazas y las que resulten. Cupil López y Hernández trabajaron bajo las órdenes de Saiz Pineda en la Secretaría de Finanzas durante el gobierno de Andrés Granier. Cupil se desempeñó como contadora y sus familiares aparecen como propietarios del inmueble donde la PGJ encontró los 88.5 millones de pesos en fajos de billetes. En su representación, el penalista Xavier Olea se encargó de presentar la denuncia en la PGR porque, subrayó, no existen garantías para presentarlas en la Procuraduría de Tabasco. El defensor comentó que sus clientes fueron “levantados” y golpeados con la intención de vincular al extesorero con el hallazgo de 88.5 millones de pesos que fueron localizados la semana pasada en una refaccionaria propiedad de familiares de Marlis Cupil. Además, aseguró que el dinero fue “sembrado” por las autoridades estatales.

Comentarios