En Michoacán, 600 desapariciones forzadas

jueves, 30 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La guerra que el expresidente Felipe Calderón emprendió contra el crimen organizado en el estado de Michoacán, su tierra natal, dejó 600 desapariciones forzadas, sin contar muertos, de acuerdo con el más reciente conteo realizado por organizaciones civiles avecindadas en esa región. Sólo en los dos últimos años del gobierno calderonista la cifra de desapariciones fue de 128 personas, suficientes para colocar al estado de Michoacán a la cabeza de la lista nacional, según el reporte elaborado por el Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México “¡Alzando Voces!” y la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos. Publicada por el diario Cambio de Michoacán en su edición impresa de este jueves, el informe indica que en 2011 la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) realizó más de 600 canalizaciones para la localización de personas ante la Procuraduría General de Justicia de la entidad, la Secretaría de Seguridad Pública, la Dirección de Prevención y Reinserción Social y la Cruz Roja. De ese total, únicamente 75 están catalogadas como desapariciones. A partir de esos datos, la CEDH pudo establecer también que un buen número de desapariciones de michoacanos ocurrió en diversas ciudades de Tamaulipas, Veracruz, Colima y Baja California. Este último hecho derivó en que en 2012 el Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, Misión a México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas presentara en Michoacán un informe con los resultados de la visita realizada en marzo de 2011 a nuestro país para analizar el tema. En el reporte de los organismos no gubernamentales se señala que en la recta final del sexenio calderonista los municipios más peligrosos en Michoacán eran: Puruándiro, Morelia, Apatzingán, Ciudad Hidalgo, Jacona, Jiquilpan, La Piedad, Los Reyes, Maravatío, Lázaro Cárdenas, Uruapan, Zacapu y Zamora.

Comentarios