EU aplica sanciones financieras a ocho lugartenientes del "Chapo" Guzmán

martes, 7 de mayo de 2013
Washington (apro) – El gobierno del presidente Barack Obama anunció la aplicación de sanciones financieras contra ocho presuntos lugartenientes y jefes de plaza en el corredor Sonora-Arizona del narcotraficante mexicano Joaquín, “El Chapo”, Guzmán Loera. Cenobio Flores Pacheco, “Luis Fernando Castro Villa”, Jesús Alfredo Salazar Ramírez, Guillermo Nieblas Nava, “Adelmo Niebla González”, Ramón Ignacio Páez Soto, Felipe de Jesús Sosa Canisales, Armando López Aispuro, José Javier Rascón Ramírez y Raúl Sabori Cisneros fueron designados como narcotraficantes especiales (SDNT, por sus siglas en inglés) por parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Los ocho presuntos lugartenientes de “El Chapo”, todos mexicanos, están sujetos a las sanciones financieras y económicas que les aplicará la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, debido a su presunta asociación y operación en el cártel de Sinaloa. De acuerdo con el gobierno de Obama, los 8 SDNT mexicanos son los operadores de “El Chapo” que en la frontera entre Sonora y Arizona controlan los corredores del trasiego de drogas ubicados en esa zona desértica de la frontera Estados Unidos y México. “Esta designación marca otro paso en los esfuerzos de la OFAC para identificar y aplicar sanciones específicamente a los traficantes responsables de los horribles actos de violencia cometidos a lo largo de la frontera que comparte Arizona con México”, señala en un comunicado Adam J. Szubin, director de la OFAC en el Departamento del Tesoro. El funcionario estadunidense subrayó que el gobierno de Obama, en colaboración con el de México, no escatimarán en recursos y esfuerzos hasta incapacitar financieramente y desmantelar las estructuras del cártel de Sinaloa. De acuerdo con la explicación que dio el Departamento del Tesoro, cada uno de los ocho mexicanos designados como SDNT están identificados como jefes de plaza del cártel de Sinaloa. Cada uno de ellos controla específicamente un sector de los corredores de droga que existen a los largo de los 603.5 kilómetros de frontera que comparte México con Estados Unidos, entre la línea limítrofe de los estados de Sonora y Arizona, respectivamente. El gobierno estadunidense subraya que los ocho jefes de plaza de la agrupación que comanda “El Chapo” Guzmán coordinan y dirigen el trasiego de drogas de México a los Estados Unidos, y la inversa cuando se trata de contrabando. “Los jefes de plaza para mantener sus posiciones de mando se sostienen por medio de la violencia, utilizando para ello a sicarios para imponer su ley en áreas geográficas específicas”, enfatiza el Departamento del Tesoro. El gobierno de Obama apunta que dentro del estado de Arizona, las ciudades de Phoenix y Tucson son las áreas metropolitanas definidas por el cártel de Sinaloa como centros de almacenamiento y distribución de drogas que se destinan a varios puntos de los Estados Unidos. Los ocho  presuntos jefes de plaza del cártel de Sinaloa, además de depender directamente de “El Chapo”, según la OFAC también reciben órdenes de los otros altos mandos del grupo criminal al que pertenece, como Ismael, “El Mayo”, Zambada García y Gonzalo Inzunza Inzunza, “Macho Prieto”. Entre los ocho designados como SDNT, tres de ellos ya fueron detenidos por parte de las autoridades mexicanas: Jesús Alfredo Salazar Ramírez, Ramón Ignacio Páez Soto y Raul Sabori Cisneros. Bajo la designación aplicada a los ocho mexicanos, por ley queda prohibido a todo ciudadano de los Estados Unidos tener cualquier relación comercial o financiera con ellos. Además, a los presuntos narcotraficantes afectados el Departamento del Tesoro les confisca los bienes que tengan en Estados Unidos y les congela cualquier cuenta bancaria que tengan o esté registrada a su nombre en cualquier punto del planeta sujeto a la jurisdicción estadunidense. La designación de los ocho presuntos jefes de plaza del cártel de Sinaloa, según el Departamento del Tesoro, es el resultado de la cooperación con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), el Comando Conjunto de Operaciones de Arizona, el Buró de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado, las Administración Federal Antidrogas (DEA) y el gobierno mexicano. “Poder desmantelar a organizaciones como el cártel de Sinaloa debemos continuar utilizando todas las herramientas disponibles, para garantizar que estos grupos criminales y sus socios no pueden explotar los sistemas financieros de Estados Unidos”, añadió por su parte el Agente Especial de la DEA a cargo de la oficina en el estado de Arizona, Doug Coleman. Los funcionarios estadunidenses afirmaron que las designaciones de los ocho jefes de plaza del cártel de Sinaloa son un golpe certero y fuerte a las operaciones del grupo criminal al que pertenecen, porque debilitar sus actividades para lavar dinero procedente de la venta de los narcóticos a través del comercio legítimo. Las sanciones que se aplican a las violaciones civiles de la ley de las SDNT se pagan con multas de hasta mil 75 millones de dólares. Las violaciones criminales son sancionadas con sentencias de cárcel para los oficiales financieros de hasta 30 años en prisión y multas de hasta 5 millones de dólares. Para el caso de las corporaciones que cometan violaciones criminales a la ley se aplican multas de hasta 10 millones de dólares. Otras personas que no cumplan con el mandato de la SDNT podrían recibir una condena de hasta 10 anos de cárcel.

Comentarios