Para la UE, México no viola los derechos humanos

jueves, 9 de mayo de 2013
MÉXICO, DF, (apro).- Marie-Anne Coninsx, embajadora de la Unión Europea (UE) en México, aseguró que “México no está violando los derechos humanos. Tiene leyes y reforma constitucional, lo que tiene es problemas de implementación de éstas”. Consideró que el país “hace todos los esfuerzos” en materia de derechos humanos. Eso, afirmó, “es muy claro”. Durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo hoy en la ocasión del Día de Europa, Coninsx dijo que los países miembros de la UE ven con buenos ojos el Pacto por México, pues permitirá estrechar sus relaciones con la entidad regional. El embajador de República Checa, Jira Havlik, declaró por su parte que se fortalecerá la unión entre la UE y México si funciona el Pacto por México, sobre todo en materia de justicia y policía, con el fin de proteger los derechos humanos. Alexander Rieger, ministro consejero encargado de negocios por Austria, se alarmó de la vulnerabilidad de la seguridad de los periodistas en el país. A 15 años de la creación del Tratado de Libre Comercio entre la UE y México (TLCUEM), los 17 embajadores de los Estados miembros presentes en la conferencia de prensa destacaron las “excelentes relaciones en la asociación estratégica” entre México y la UE. Aseguraron que los empresarios europeos están muy optimistas para hacer negocios con sus homólogos mexicanos y que no les afectan tanto los problemas de seguridad. Asimismo, valoraron el crecimiento de los intercambios comerciales entre ambas partes desde la firma del TLCUEM: 180%, según Eurostat, lo que produjo que la entidad regional se volviera el segundo socio comercial de México, detrás de Estados Unidos. Según Eurostat, las exportaciones mexicanas hacia la UE alcanzaron 16 mil 734 millones de euros en 2011 y las importaciones de productos europeos al país sumaron 23 mil 880 millones de euros. Estas cifras superaron en 21% y 12%, respectivamente, las de 2010. Por ejemplo, desde que Hungría entró en la UE en 2004, multiplicó por siete sus intercambios con México, informó su embajadora Teréz Dörömbözi de Dehelán. Entre 2009 y 2011, según Eurostat, la UE participó en 43% del total de inversiones extranjeras directas que recibió México, lo que le otorga el primer lugar en esta clasificación. Para desarrollarse y crecer más, México debe aprovechar el mercado europeo, que cuenta con más de 600 millones de consumidores potenciales, consideró el embajador de Países Bajos Dolf Hogewoning. La embajadora de la UE afirmó que si el TLCUEM fue un modelo en su época, ahora se establecen acuerdos comerciales más eficientes, como los que tiene la Unión con Perú o Chile, por lo que llamó a “modernizar” el acuerdo con México. Dicha modernización, sin embargo, no se hará durante las negociaciones del Tratado de Libre Comercio que llevarán a cabo la UE y los Estados Unidos en junio. Marie-Anne Coninsx aseveró que con México se emprenderá “una acción paralela”. Los embajadores exhortaron también al fortalecimiento de los intercambios académicos entre México y la UE, ya que sólo en España radican 6 mil estudiantes mexicanos, para luego incentivar más cooperación en materia económica y académica.   “Pequeños problemas” La crisis económica pegó a la Unión Europea con gran fuerza, y el desempleo toca ahora a más del 12.1% de la población de la zona, según Eurostat. El sentimiento de euroescepticismo se está difundiendo dentro de los países más afectados por los graves problemas económicos; además, los partidos que critican a la UE por su forma de funcionar florecen y toman peso político en Italia, Grecia, Francia, Inglaterra, Dinamarca o Noruega, por ejemplo. Los embajadores no mencionaron este riesgo, y este 9 de mayo celebraban los 63 años de la “declaración de (Robert) Schuman”, ministro de Asuntos Exteriores francés que ese día de 1950 arrancó con la cooperación política en Europa. Los representantes minimizaron los problemas económicos, “algunos pequeños problemas”, según el embajador alemán Edmund Duckwitz. “No hay que exagerar estas cosas”, relativizó el embajador de Irlanda Eamon Hickey, quien prefirió admirar la solidaridad dentro de la UE. “La UE está acostumbrada a trabajar para superar problemas; saldremos más fuertes”, opinó Marie-Anne Coninsx. Precisó que la UE sigue siendo el primer importador y exportador mundial. “Todo lo que hemos logrado es un orgullo”, se alegró. Todos los embajadores que tomaron la palabra recordaron las razones históricas de la adhesión de su país a la UE y le reiteraron su apoyo debido a la dependencia de sus economías al comercio en su seno. El debate que se está realizando en Reino Unido hace incierto el futuro del Estado en la UE; ya que no forma parte de muchos acuerdos ni de la zona monetaria del euro. Hoy, su ministro consejero Justin James McKenzie Smith se mostró prudente al afirmar que “hasta ahora, (el Reino Unido) somos miembros fuertes de la UE”.

Comentarios