Se arrepiente Góngora Pimentel y ahora apela libertad de su expareja

martes, 18 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Genaro David Góngora Pimentel, se arrepintió de haberse desistido de la acción penal contra Ana María Orozco Castillo, la mujer con la cual procreó dos hijos. De acuerdo con el abogado de Orozco, Jesús Mora, el exministro acudió al Juzgado 69 Penal, horas antes de que venciera el plazo, e interpuso su recurso de apelación contra la sentencia que decretó la libertad de su expareja. “Hoy fuimos al Juzgado 69 Penal y nos dijeron que sí, que había interpuesto el recurso de apelación que tiene dos finalidades: que se revoque la libertad de Ana María y que se repare el daño económico que presuntamente él (Góngora) o el patrimonio de sus dos hijos hayan sufrido”, puntualizó Mora. La apelación del expresidente de la SCJN, quien el pasado 24 de mayo envió una carta a la periodista Carmen Aristegui en la que ofreció una disculpa a Ana María Orozco, familia e hijos, “si en algo les he fallado”, volvió a reavivar el conflicto que la mujer creía resuelto. “La apelación nos dejó, la verdad, muy defraudados, porque ya van varias ocasiones que el exministro, así, literalmente, presenta un escrito y a los pocos días menciona: 'vengo a retractarme del contenido de mi escrito de tal fecha', y ahorita, de hecho, se contradice y se retracta de lo que le dijo por escrito a Ana María, donde públicamente él se disculpó por los daños que le pudo haber ocasionado a ella, a sus hijos y a su familia. “Incluso llegó a comentar que lo había hecho en un momento de ofuscación y que iba a apoyar a la autoridad ministerial para que a la brevedad posible se obtuviera la libertad de Ana María”, expuso Mora. Con la apelación de Góngora, el caso será llevado a un Tribunal Superior, donde un magistrado confirmará, revocará o modificará la sentencia del Juzgado 69 Penal. “Ana María está muy nerviosa y preocupada con todo esto, pues ya habíamos convenido (con la defensa de Góngora) el fin de la controversia (entre Orozco y Góngora)”, lamentó Mora. El día que Góngora envió la carta a Aristegui para disculparse con su expareja, también se defendió de las acusaciones de aquélla en el sentido de que el exministro utilizó su influencia con los jueces para encarcelarla por un presunto fraude, luego de que ésta presentó una demanda de pensión alimenticia para sus dos hijos, la cual impugnó Góngora. “Reconozco que me dejé llevar por mis emociones de desconcierto”, indicó el exministro en la misiva, en referencia a una “situación que en ese momento mis hijos vivían al lado de su señora madre”. No obstante, sostuvo que jamás ha faltado a su deber de padre y siempre ha estado pendiente de las necesidades de sus hijos. En la misma carta se comprometió a apoyar a la autoridad ministerial “para que en el momento procesal oportuno, Ana María se reincorpore al hogar con nuestros hijos y les brinde toda la atención, el amor, el cariño y comprensión que ellos se merecen”. Ese mismo día, en entrevista telefónica desde el penal de Santa Martha Acatitla, Ana María Orozco aceptó las disculpas del exministro y dijo estar dispuesta a tener “buena comunicación y armonía” con Góngora Pimentel, en beneficio de David y Ulises. “Probablemente Genaro y yo lleguemos a un buen acuerdo”, dijo esa mañana, pero advirtió que eso no indicaba que no existieron “irregularidades fuertes” de funcionarios públicos, en referencia a un presunto tráfico de influencias. El pasado viernes 7, el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) ordenó la liberación inmediata de Ana María Orozco Castillo, quien desde mayo de 2012 fue recluida en la cárcel de Santa Martha Acatitla acusada de fraude genérico. La jueza 69 de lo Penal, Nelly Ivonne Cortés Silva, dictó el  auto de libertad a favor de la mujer debido a que, dijo, “no se demostró por completo el delito imputado”. Un día antes la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) ordenó el no ejercicio de la acción penal en contra de Orozco Castillo por el delito de violencia familiar, luego de que Góngora Pimentel ofreció desistirse de las acusaciones. Dos abogados del exministro se entrevistaron con Orozco Castillo y le ofrecieron promover su excarcelación, desistiéndose de la acción penal, y dejarle la guardia y custodia de David y Ulises. También le ofrecieron incrementar el monto de la pensión alimenticia, reducida luego de una apelación del exministro, y el desistimiento de la apelación que interpuso la mujer después de que se redujera la pensión a sus hijos, por petición de Góngora, quien se negó a destinar 35% de su sueldo a los menores. El caso de Orozco Castillo fue dado a conocer por la periodista Carmen Aristegui en su programa de radio Noticias MVS, donde puso en evidencia la manera en la que el exministro echó mano del tráfico de influencias para encarcelar a su expareja hace un año, tiempo en el que ésta vio a sus hijos en dos o tres ocasiones, según dijo.