Desmiente Malova nexos con el narcotráfico

lunes, 24 de junio de 2013
MÉXICO D.F. (apro).- El gobernador de Sinaloa, Manuel López Valdez (Malova), desmintió cualquier nexo con grupos del narcotráfico, y reprobó la intervención de comunicaciones telefónicas para cuestionar las acciones que el gobierno del estado, dijo, despliega contra la delincuencia organizada. Un día después de que se difundió un video en el que aparece Frank Armenta Espinoza –integrante del grupo de escoltas que custodia al gobernador sinaloense y quien fue privado de su libertad el pasado martes 4–, el gobierno sinaloense aseguró que el policía fue obligado a declarar contra las autoridades de la entidad sobre supuestos nexos con el narcotráfico. “Fue sometido y obligado a actuar de manera lastimosa y bajo mecanismos de tortura" para incriminar a las autoridades del estado, detalló en un comunicado. Puntualizó que, como ha sucedido en otros estados, como Coahuila, Tamaulipas y Veracruz, las bandas delictivas que se ven afectadas en sus intereses recurren a este tipo de estrategias para confundir a la sociedad, con el objetivo de desprestigiar a los jefes policiacos de los tres niveles de gobierno. Con la divulgación de videograbaciones para acusar al gobierno de nexos con el crimen organizado, añadió, los grupos delictivos buscan inculcar un ambiente de temor entre las autoridades encargadas de cumplir con sus obligaciones. Subrayó que la difusión del video en el que aparece al agente de la Policía Estatal Preventiva, sentado en un sillón negro y con golpes evidentes en el rostro, pretende lastimar la coordinación que priva entre el gobierno de Sinaloa, la Marina y el Ejército. Por ello, hizo un llamado a la sociedad para "no dejarse engañar por quienes desde la ilegalidad y el clandestinaje pretenden confundir a la ciudadanía con la producción de materiales sacados de contexto para tratar de generar descrédito a las acciones que este gobierno, a través de su gabinete de seguridad, ha emprendido en contra de los grupos delictivos". El escolta de Malova, a quien un grupo armado “levantó” el pasado martes 4 en el municipio de Guasave, reapareció ayer en un video en el que denuncia la presunta complicidad del gobierno estatal con el cártel de Sinaloa. El portal web del semanario sinaloense Ríodoce reportó que el video llegó el sábado 22 a la bandeja de S.O.S. de su sitio web con el mensaje: “Por favor revisen este enlace, aquí se revela información muy importante, vean el video, es un archivo de 350 megas”. En el video, Armenta Espinoza revela que al inicio de su gestión, el gobernador sostuvo una reunión con Ismael El Mayo Zambada y Joaquín El Chapo Guzmán en la sindicatura de Quilá. El agente afirma que él estuvo presente en esa reunión donde se trató la intención de conformar un grupo para la seguridad del crimen organizado. En el encuentro también se discutió que los líderes del narcotráfico necesitaban el control absoluto del estado y para ello designaron a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, a pesar de que tenía órdenes de aprehensión en su contra. Armenta Espinoza acusó que Aguilar Íñiguez nombró a su vez a Jesús Carrasco en la zona norte para combatir a las células enemigas del cártel de Sinaloa, con el apoyo de Gerardo Amarillas (quien relevó a Carrasco la semana pasada). De acuerdo con el video, con una duración de casi 55 minutos, continúa Riodoce, se incluyó un audio donde aparentemente dialogan el procurador Marco Antonio Higuera Gómez y el gobernador, donde éste le ordena, después del ataque a Carrasco el 9 de mayo, que “buscando provocar un enfrentamiento y un conflicto, que se lleven amarrados a unos 20 policías de Guasave a la declaración… amarrados eh?”. —Sí señor —le responde el procurador. —Quiero que te lleves a todos, esto es un mensaje para toda la Policía —dice Malova. En una conversación entre el gobernador y el jefe de la Policía Ministerial, Aguilar Íñiguez, se escucha cuando Malova le ordena al policía que no entregue al Ejército las camionetas blindadas que se aseguraron durante al ataque a Carrasco por la carretera Internacional. En otra plática, supuestamente entre Aguilar Íñiguez y el procurador, éste le ordena que le dé a Carrasco uno de los rifles Barret que fue asegurado en la misma balacera. En una conversación más, presuntamente entre Carrasco y un narcomenudista, el jefe policiaco le pide que le pague por adelantado su cuota porque va a irse de viaje y que le ayude a buscar a otros “puchadores” para que se pongan a su servicio. Hay otro diálogo, presuntamente entre Gerardo Amarillas, reemplazo de Carrasco, y alguien que se identifica como el Pay. Éste le llama para coordinarse y le pide al comandante que le dé un sobrenombre para identificarlo y el comandante, le dice que le ponga Amarillo. También Los Ántrax aparecen en escena, pues se anexa una conversación donde supuestamente Héctor Ochoa Polanco, jefe de la Policía Municipal de Culiacán, recibe una llamada de un tal Monky Ántrax, quien le pide al policía apoyo para un detenido con una camioneta en un punto de revisión. En el video se incluyeron algunas otras conversaciones, entre ellas una en la que se presume es el comandante de El Carrizo, quien reconoce que ha matado a 51 personas. Al final del video Armenta Espinoza dice que hace estas revelaciones “para que el gobierno federal mire lo que está pasando en Sinaloa y actúe”. El escolta hace responsable al gobernador por lo que pudiera sucederle a él y su familia por revelar esta información.

Comentarios