"Pequeño escándalo" en el PAN afecta al Senado: PRI

miércoles, 26 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El coordinador de la bancada del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política, Emilio Gamboa Patrón, admitió que “el pleito que se está dando en el PAN no es bueno para el Senado”. “Este es un pleito interno entre panistas. Como presidente de la Junta le daré su lugar al coordinador del PAN que, para mí, es claramente Jorge Luis Preciado”, sentenció Gamboa Patrón. El priista aclaró que él no tiene facultad alguna para intervenir en el diferendo panista, pero admitió que este “pequeño escándalo” no ayuda al Senado, aunque la Cámara alta siga trabajando. –¿El Senado tiene que ser más transparente y más puntual en la rendición de cuentas? –se le cuestionó. –Es una cuestión entre ellos. Yo tengo muy claras las cuentas en el PRI, aquí en el Senado de la República; a mí me hacen una auditoría, que yo mismo he exigido, para que se vea cómo se manejan los recursos del PRI. Emilio Gamboa realizó estas declaraciones poco antes de que iniciara la reunión de la Junta de Coordinación Política para determinar la agenda del periodo extraordinario de sesiones. Por su parte, Roberto Gil Zuarth, vocero del grupo de 23 senadores disidentes que encabeza Ernesto Cordero, calificó como “absolutamente falsa” la percepción de que el expresidente Felipe Calderón está alentando la crisis frente a la dirigencia nacional del PAN, encabezada por Gustavo Madero. “Ya debieran algunos resolver el síndrome de Estocolmo con respecto del expresidente Calderón, y eso significa que también se le reconozca que él está en una posición de respeto con respecto del grupo parlamentario”, atajó Gil Zuarth en clara referencia a Madero. La disputa Mientras, tanto Jorge Luis Preciado, coordinador designado por la dirigencia nacional del PAN, como Roberto Gil Zuarth, vocero del grupo corderista, admitieron que ya avanzaron en las negociaciones para crear un nuevo órgano colegiado que administre los recursos con la participación de cuatro legisladores, pero existe la diferencia fundamental sobre cuáles son los estatutos vigentes de la bancada: si los anteriores o los modificados apenas el miércoles 19 por 23 de los 38 senadores. “La negociación tuvo un punto de quiebre”, reconoció Gil Zuarth en rueda de prensa, pero destacó que los senadores panistas inconformes no han abandonado la mesa de negociaciones. Sin embargo, reconoció que ahora el tema no es quién es el coordinador de la bancada, sino cuáles deben ser las reglas vigentes. Incluso, Gil Zuarth repudió el documento sobre los estatutos que hizo circular momentos antes el senador Jorge María Martínez. “Nuestra posición es obvia: nosotros hemos registrado puntualmente un estatuto aprobado por mayoría. Ahora nos piden que desconozcamos esta decisión, lo cual es absolutamente imposible”, sentenció el también presidente de la Comisión de Justicia del Senado. En contraste, Preciado explicó así las propuestas que se le hicieron al grupo corderista: “Estamos generando un Consejo de Administración, como si fuera una empresa, y estamos metiendo más senadores, va a haber cuatro senadores. Van a ser el coordinador y tres senadores más nombrados por el grupo parlamentario, y estamos ampliando el Comité de Vigilancia, de cuatro a cinco personas. Estamos dándole el principio de máxima publicidad a los gastos”. También subrayó, en rueda de prensa, que su grupo no reconocerá la modificación de estatutos realizada el 19 de junio porque “no se apegó al proceso legislativo interno del PAN”. Jorge Luis Preciado señaló que la demanda penal interpuesta en el Ministerio Público del Distrito Federal no la realizó él, sino que lo hizo “el personal que fue expulsado” de las oficinas de la Torre Azul del Senado.

Comentarios