Otro escándalo sacude a Góngora: exmagistrada le exige pensión para otros dos hijos

viernes, 28 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El ministro en retiro Genaro Góngora Pimentel enfrenta una nueva demanda por pensión alimenticia de una segunda mujer con la que mantuvo una relación sentimental y procreo dos hijos más en la época en que fungió como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Se trata de la exmagistrada Rosalba Becerril, quien el pasado 10 de junio entabló la demanda en la que sostiene que Góngora Pimentel nunca se ha hecho cargo de la manutención de sus hijos de 17 y siete años de edad. “El demandado se ha abstenido de cubrir los alimentos a su cargo, por lo que durante todo ese lapso, nunca ha contribuido en la manutención de dichos menores, solicitando ayuda a mi señora madre y a mis hermanos, quienes me han auxiliado al sostenimiento de la suscrita y de los menores, contrayendo con ellos diversas deudas de dinero; razón por la cual promuevo en forma y términos que lo hago, además de que nunca nos ha pagado una renta de vivienda ni nos ha otorgado una vivienda digna y decorosa, ni mucho menos ha proporcionado ningún tipo de servicio médico para nuestros menores hijos, no obstante que se lo he requerido de manera extrajudicial desde el año de 1996?, dice la querella. Según la exmagistrada, que salió del Poder Judicial Federal en 2008 envuelta en el escándalo por su cuestionable actuación -- fue investigada por la Procuraduría General de la República (PGR) por la alteración de sentencias de 477 expedientes judiciales--, el ministro en retiro Góngora Pimentel tiene ingresos quincenales suficientes para garantizar la pensión alimenticia, ya que es ministro pensionado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, maestro de tiempo completo en la Universidad Nacional Autónoma de México y autor de diversas obras literarias y docentes de la editorial Porrúa Hermanos SA. Con base en tales argumentos, exige “el pago de una pensión alimenticia provisional y en su momento definitiva y retroactiva desde las fechas ya referidas para la atención de las necesidades de los menores que represento y el pago de los gastos que se generen en el presente juicio”. Esta denuncia se suma al otro proceso que tiene abierto el ministro en retiro con su expareja Ana María Orozco, con la que también procreó dos hijos que nacieron con autismo. A pesar de la liberación de Ana María, el pleito legal sigue abierto. Por un lado, Ana María exige una pensión mayor –actualmente le da 50 mil pesos mensuales—para solventar los gastos por los tratamientos especializados que requieren sus hijos. A su vez, Góngora impugnó la decisión el juez de liberar a su expareja, quien estuvo un año en prisión, acusada de fraude por el sólo hecho de registrar a su nombre la casa que el ministro en retiro le dio para sus hijos.

Comentarios