Denuncia Axtel práctica monopólica y chantaje de Televisa

lunes, 1 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Axtel, la empresa telefónica de Tomás Milmo Santos, denunció a Grupo Televisa por presionar a canales de televisión restringida para bloquear la publicidad de su empresa de internet en banda ancha Xtremo, entre mayo y julio de este año, según información publicada por el diario Reforma. De acuerdo con la denuncia, atribuida a fuentes internas de Axtel, de siete canales de televisión por cable con los que esta compañía contrató publicidad entre el 16 de mayo y el 7 de julio, sólo la cadena Fox respetó el convenio. Otras como AXN, A&E, History Channel, Sony, Warner, MTV y VHI (estas dos últimas de la compañía Viacom) argumentaron que tuvieron presiones de alguna de las operadoras de cable donde Grupo Televisa tiene participación accionaria o alianza. “Nos vemos obligados a dejar de transmitir la pauta de Axtel debido a que el contenido compite directamente con los servicios que ofrece el cable operador”, escribió Carmina García, vicepresidenta de Ventas de Viacom, a Axtel. En el caso de Sony, atribuyó la cancelación a “políticas internas y confidenciales”. Sólo Fox se negó a caer en “chantajes de las cableras”, según la fuente citada por el periódico. El “chantaje de las cableras” era en referencia a las compañías Cablemás, Cablevisión, TVI (Cablevisión Monterrey) o la satelital Sky –subsidiarias de Grupo Televisa–, que juntas controlan más de 60% del mercado de 9 millones de suscriptores de televisión restringida en México. Sería la primera vez que una compañía de telecomunicaciones denuncie un bloqueo publicitario de canales de televisión que no pertenecen a Grupo Televisa, pero que se transmiten a través de sus compañías de televisión restringida. Hasta el momento, ni Grupo Televisa ni alguna de las empresas de televisión por cable que pertenecen a este grupo han desmentido la información. Tampoco los canales de televisión involucrados. Axtel no ha informado si interpondrá alguna queja ante la Comisión Federal de Competencia. De ser cierto el bloqueo publicitario, se configuraría una práctica monopólica sancionada recientemente en la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, pero que aún no tiene ley reglamentaria. No es la primera vez que las compañías de televisión restringida controladas por Grupo Televisa deciden bloquear o boicotear a otras compañías competidoras en el mercado. En 2010 Cablevisión, Sky y TVI (Cablevisión Monterrey) bloquearon pautas publicitarias de Axtel y de Telmex. En 2011 se desató una guerra declarativa y jurídica entre Telmex y Telcel a raíz de la salida de los anuncios de estas compañías en Televisa y TV Azteca. Se argumentó el incremento de las tarifas publicitarias, pero fue un episodio más de la disputa entre los nuevos aliados (Televisa y TV Azteca, propietarios de Grupo Iusacell) contra el agente dominante en telefonía fija y móvil. Axtel es una de las pocas competidoras de Telmex en telefonía fija que está incursionando en el mercado del triple play. También sostiene un largo litigio jurídico con Telcel por las tarifas de interconexión. A principios de este año, en los medios financieros y de telecomunicaciones se especuló sobre la posibilidad de que Alestra absorbiera a Axtel. Tomás Milmo aclaró que no estaba en venta la compañía, pese a que tuvo que despedir a mil 350 empleados el año pasado y que sus ingresos totales en el último trimestre de 2012 disminuyeron 13% en relación con 2011. Sus ingresos totales a finales del año pasado fueron de 2 mil 418 millones de pesos.

Comentarios