Sin novedad, en el caso de los desaparecidos en bar de Lindavista

miércoles, 10 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En contraste con las investigaciones sobre la desaparición de 12 jóvenes en el bar Heaven de la Zona Rosa (Distrito Federal), la investigación del paradero de los cinco muchachos desaparecidos el 21 de abril en el bar Virtual de Lindavista no ha arrojado resultados. Este miércoles, al salir de las instalaciones de la Procuraduría General de la República, los familiares de los cinco jóvenes que fueron vistos por última vez en ese bar del norte de la ciudad, señalaron que tanto la procuraduría capitalina como la federal les dijeron que aún no hay nada nuevo. “Nos dijeron lo mismo de siempre, que están siguiendo sus líneas de investigación, que van a acelerar el paso y que volvamos la próxima semana para ver si hay avances”, dijo Miguel Barrios, hermano del joven Jonatan Barrios, una de las víctimas. Según descubrió Proceso, el pasado 21 de abril, pasadas las cinco de la mañana, en el bar Virtual de la delegación Gustavo A. Madero fueron vistos por última vez cinco jóvenes defeños que permanecen desaparecidos. Ellos son Rodrigo González Villegas, de 15 años; Jorge Daniel Casasola López, de 19; Jonatan Barrios Ferreira, de 22, y los estilistas Luis Orlando Flores García, de 20 años, y Jonatan Astivia Velázquez, de 27. Los familiares —quienes desconocían la amistad de los jóvenes— se conocieron en las agencias del Ministerio Público, el anfiteatro y el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea) de la procuraduría capitalina y en la recién estrenada Unidad Especial de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la PGR. Dieron a conocer esta desaparición después de que se dieron cuenta de cómo las autoridades comenzaron a buscar a los 12 desaparecidos del bar Heaven, a partir de que las familias de esos afectados bloquearon las calles. Este miércoles, a poco menos de tres meses de la desaparición, salieron decepcionados de la PGR. “Nos citaron para decirnos que están trabajando, que no nos desesperemos, que ellos están trabajando juntos en la investigación”, lamentó el señor Jorge Casasola, quien busca a su hijo del mismo nombre. A su vez, la señora Guadalupe Villegas, madre del adolescente Rodrigo González, dijo: “Pues no dijeron nada, nomás dicen que tienen avances pero no dijeron cuáles”. Desde el inicio, las familias dieron a conocer que el trato es diferenciado al del Heaven. En su caso, los ministerios públicos de la procuraduría capitalina dejaron pasar el tiempo en el que se borraron las imágenes de las cámaras callejeras ni hicieron cateos oportunos al mencionado bar de Lindavista. Después del 10 de mayo, cuando se enteraron de la creación de la nueva Unidad Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas y acudieron a la PGR, esta dependencia hizo un cateo en el lugar, pero ya había sido remodelado y había cambiado de propietarios. “Nos citaron para decirnos que no hay nada”, lamentó.

Comentarios