Pese a sobreendeudar Q. Roo, el PRI considera a Borge "nuestro orgullo"

viernes, 19 de julio de 2013
CANCÚN, Q. Roo. (apro).- Pese a que prometió gobernar para todos, el mandatario estatal Roberto Borge Angulo lleva dos noches de festejos luego de que el PRI arrasó en los pasados comicios. El miércoles encabezó el primer festejo en Playa del Carmen y, la noche del jueves, el segundo en Cancún, pero en esta ocasión junto con el presidente y la secretaria general del PRI, César Camacho e Ivonne Ortega Pacheco. En ambos mítines se presentó el grupo Junior Klan y el gobernador Borge cantó con ellos en cada uno los dos festejos. Sin embargo, para el presidente estatal del PAN, Eduardo Martínez Arcila, los festejos encabezados por el gobernador son una falta de respeto pues aún hay resultados pendientes. “Hay impugnaciones en curso”, dijo. En la plaza 28 de Julio de Playa del Carmen, frente al Palacio Municipal, Borge Angulo adelantó que, junto con los próximos alcaldes y diputados priistas, será “locomotora de beneficios” a favor de los quintanarroenses. “Como capitán de este gran barco que se llama Quintana Roo, agradezco esta oportunidad que me dan por estar parado aquí y les digo que me voy a morir en la raya para refrendar la confianza que en ustedes han depositado, para llevar más oportunidades de progreso a todos los quintanarroenses”, dijo. Pero la noche del jueves, Borge encabezó otro festejo, ahora en el estacionamiento de una plaza comercial, en Cancún. Celebró que el PRI se recuperó en esa ciudad tras dos trienios de gobiernos perredistas. El mandatario Borge también estuvo acompañado de los acaldes y diputados electos priistas. El presidente del PRI, César Camacho, dijo que Borge Angulo es un “orgullo para el priismo nacional. Por ello recibe el reconocimiento y respaldo de los priistas de México”. Además, afirmó que a pesar de condiciones adversas en diversos municipios y ante descalificaciones de los adversarios políticos, Roberto Borge “se mantuvo como gran demócrata y supo garantizar a buen fin (sic) este proceso”. El panista Eduardo Martínez afirmó que estos festejos son un una especie de madruguete, ante la necesidad imperiosa de Borge de justificar el carro completo del PRI, el cual se materializó en condiciones fraudulentas. “Quiere dejar un mensaje que es el jefe y que los triunfos del PRI son gracias a él”, dijo. Lamentó que se confirma que los próximos alcaldes y diputados priistas van a estar sujetos a la voluntad de Borge. Al concluir los cómputos definitivos, el PRI ganó los 10 ayuntamientos y la mayoría del Congreso del estado, con 15 de 25 escaños. Sin embargo, el PAN y el PRD han impugnado las elecciones municipales de Benito Juárez (Cancún), Isla Mujeres y José María Morelos, así como diputados en ocho distritos y la distribución de diputaciones de representación proporcional.

Comentarios