México, segunda economía con mayor inflación: OCDE

martes, 2 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- México fue la segunda economía con la inflación más alta entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), al alcanzar una tasa de 4.6% anual en mayo pasado, sólo un peldaño debajo de Turquía, que registró una tasa de 6.5%. Además, el nivel del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) durante el quinto mes del año fue tres veces mayor al promedio de las naciones integrantes del organismo internacional, que rondó 1.5%. A lo largo del año la inflación en el país ha venido de menos a más ante el incremento de los costos de algunos productos agropecuarios, las tarifas del transporte, así como de energéticos como la gasolina y el gas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la evolución del INPC es la siguiente: en enero se ubicó en una tasa anual de 3.25%; febrero, 3.55%; marzo, 4.25%; en abril se elevó a 4.65% (debido al incremento del precio del tomate verde y del limón); mientras que en mayo alcanzó 4.63%, y ya para la primera quincena de junio se ubicó en 4.24%. Estos niveles se encuentran fuera del rango previsto por el Banco de México (Banxico), el cual es equivalente a 3% (+/- un punto porcentual). Según el reporte dado a conocer hoy por la OCDE, los precios de los alimentos en México alcanzaron una tasa de 8.6% anual en mayo pasado. Es decir, la inflación en estos productos fue la más alta entre los países miembros, aun por arriba de Turquía. Mientras que el promedio de la OCDE fue de 1.9%. En tanto que el costo de los energéticos se elevó 7.4%, ubicándose sólo debajo de Noruega y Australia. Sin embargo, la inflación en los energéticos fue casi 15 veces superior al promedio del organismo, la cual se ubicó en 0.5%. Los países con los niveles inflacionarios más altos fueron Turquía, México, Estonia (3.3%), Islandia (3.3%), así como los Países Bajos (2.8%). En contraste, las naciones con la inflación más baja son Suiza, Suecia, Japón, Grecia y Polonia. Según los especialistas, la inflación podría tardarse un poco más en colocarse por debajo de 4.0%, debido a que los choques de oferta en la inflación no subyacente han sido persistentes.

Comentarios