Peña, responsable de no frenar los delitos y violencia electoral: PAN

martes, 2 de julio de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- Para el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, el presidente Enrique Peña Nieto es responsable de la intromisión de los gobernadores del PRI en los procesos electorales del próximo domingo porque ha sido omiso para frenar los delitos electorales y la escala de inseguridad que priva en diversas entidades del país. En visita por Xalapa, Madero Muñoz señaló que sólo han obtenido silencio federal respecto de las 87 denuncias que han presentado ante la Procuraduría General de la República (PGR) por actos de mapachería electoral y atentados contra sus candidatos, “las más graves en Veracruz”. “Hay dos historias… Los gobernadores están actuando de esta manera, pero lo que es igual de cierto es que el gobierno federal no está actuando en consecuencia y lo está permitiendo. Los dos tienen responsabilidad. Tanto peca el que mata la vaca, como el que le jala la pata.” En breve rueda de prensa, el líder nacional panista pidió a la prensa que deje de cuestionar la permanencia del PAN en el Pacto por México. Señaló que por ahora las prioridades se centran en buscar una elección democrática el próximo domingo, y que estás sean respaldadas por patrullajes del Ejército mexicano y la Marina. “¿Por qué se preocupan por el Pacto? Olvídense del Pacto. Lo que está en riesgo es el país, está en riesgo la democracia; nosotros seguiremos presentando las denuncias, aun cuando no ha habido una sola respuesta, un solo detenido o alguien en la cárcel, seguiremos denunciando, sólo por una cosa, para que quede bien claro la impunidad que existe en México y que la única forma de inhibirle es con castigos electorales”, justificó Gustavo Madero. En la rueda de prensa, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN denunció del levantón del aspirante a regidor panista en Boca del Río, Carlos Valenzuela, quien, según él, fue interceptado por dos camionetas negras, sin placas, cuando se trasladaba con sus dos niños a bordo de una camioneta Compass blanca. Al repudiar estos hechos, el líder nacional panista exigió al gobierno del estado agilizar las investigaciones para dar con su paradero. Sin embargo, dos horas después la Procuraduría General de Justicia emitió un escueto comunicado en el que aclaró que Valenzuela se encuentra en su casa de la colonia Villa Rica en esta ciudad. Madero Muñoz aseguró que las situaciones más graves de violencia y de delitos electorales ocurren en Veracruz, incluso equiparó el ambiente electoral al de una “batalla campal”. También se quejó del nuevo ardid político del gobierno de Javier Duarte para adelantar los procesos de inscripciones en el calendario escolar, en contubernio —acusó— con la Secretaría de Educación de Veracruz. Denunció que es un hecho sin precedentes solicitar, de forma sospechosa, copia de la credencial de elector del padre y la madre en un claro intento de contar con el padrón nominal de posibles electores. “Piden en un momento electoral las credenciales de elector del padre y de la madre, en un estado como Veracruz y con el prestigio del gobernador Javier Duarte”, ironizó Madero. “¿Qué es lo que uno puede pensar? Son medidas desesperadas, burdas, de un PRI más rudo con medidas clientelares y corruptas”. Sobre los escándalos en la bancada panista del Senado de la República por disputas económicas, así como la fractura del Comité Ejecutivo Nacional panista con el grupo afín al expresidente, Felipe Calderón, Gustavo Madero declinó hablar.

Comentarios