Acusan a Legionarios de apropiarse de otro predio en Cancún

jueves, 25 de julio de 2013
CANCUN, Q. Roo (apro).- Un grupo de ciudadanos denunció la presunta complicidad del secretario municipal de Ecología y Desarrollo Urbano (SMEDU), Humberto Aguilera Ruiz, para legalizar la “invasión” por parte de la prelatura Cancún-Chetumal --dominada por Los Legionarios de Cristo-- del parque de la Supermanzana 30 para la ampliación de una parroquia. Este es el segundo caso de una denuncia contra los Legionarios por apoderarse ilegalmente de áreas de equipamiento. En días pasados, vecinos de la región 229 denunciaron la donación de parte del parque de esta colonia popular por parte del estatal Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad (Infovir) a la misma prelatura para la construcción del templo de La Piedad. En esta ocasión, los vecinos, acompañados del activista Tulio Arroyo, de la agrupación Ombligo Verde, presentaron copia de la licencia de construcción, folio 66231, otorgada por Aguilera Ruiz el 16 de mayo pasado en favor de la prelatura para la construcción de la parroquia de la Sagrada Familia en esta zona habitacional, una de las más antiguas de la ciudad. Los inconformes presentaron hoy un recurso ante la propia SMEDU a fin de que sea revocada la licencia de construcción y demolida la obra. De acuerdo con Arroyo, el Plan Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU) establece este predio para equipamiento, y por eso ahí ha funcionado desde hace muchos años un parque. Sin embargo, apuntó que la prelatura, en violación al PMDU, lleva a cabo la ampliación de la parroquia, que de acuerdo con los vecinos ya lleva un avance importante en “obra negra”. El activista acotó que para que para obtener la licencia de construcción es necesario que esta porción del parque pertenezca a la prelatura, pero en realidad se trata de una propiedad pública municipal que es “imprescriptible”, inembargable e inalienable”. También destacó que la licencia de construcción fue tramitada por el empresario hotelero Fernando García Zalvidea, dirigente de la asociación Regnum Christi, “el brazo secular de los Legionarios Cristo”. De hecho, los vecinos refirieron que acudieron con la síndico municipal María Guadalupe Leal Uc, del PAN, a fin solicitar su intervención para detener la obra. Sin embargo, la funcionaria les recomendó que llegaran a un acuerdo con García Zalvidea, agregaron los inconformes. También refirieron que el 17 de abril enviaron un escrito al alcalde Julián Ricalde, del PRD, pero hasta el momento éste no ha dado respuesta. Por otra parte, Arroyo destacó que este terreno no cuenta las condiciones para albergar una parroquia, pues el parque no cuenta con cajones de estacionamiento y además parte del predio lo pretenden usar para la “casa cural”. Los vecinos detallaron que en el lugar había una pequeña capilla, pero la prelatura determinó ampliarla luego de haber obtenido en 2001 una “orden de ocupación” por parte de la entonces alcaldesa Magali Achach. Los inconformes rechazaron la versión del obispo Pedro Pablo Elizondo, de los Legionarios de Cristo, de que la prelatura cuenta con los permisos para la ampliación de la parroquia. “El señor obispo puede decir misa, pero la ley es la ley”, sostuvo uno de los inconformes.

Comentarios