Envían dos mil agentes para enfrentar crisis en Michoacán

jueves, 25 de julio de 2013
APATZINGÁN, Mich., (proceso.com.mx).-  Debido al incremento de la violencia durante los últimos días en Michoacán, fueron enviados dos mil elementos más de seguridad, entre policías federales, estatales y el Ejército. Durante los últimos tres días se han registrado siete enfrentamientos en las zonas de la costa y Tierra Caliente. El último de ellos ocurrió el martes pasado en la sierra de Aquila, perteneciente al municipio de Coahuayana,  donde murieron dos integrantes de la Policía Federal. El martes pasado, un enfrentamiento entre fuerzas policiales y el cártel de Los Caballeros Templarios dejó un saldo de 24 personas muertas, entre ellas dos agentes federales. En un conteo de la prensa local se estima que sólo en la última semana se han registrado entre 40 y 50 muertos por los enfrentamientos entre presuntos integrantes de Los Caballeros Templarios y los agentes de seguridad, entre ellos soldados, policías federales y estatales. Los 2 mil efectivos de apoyo, en su mayoría miembros del Ejército, se sumaron a los 6 mil que fueron desplegados en la zona de Tierra Caliente en mayo pasado, cuando aparecieron los grupos de autodefensa ciudadana. El nuevo refuerzo de dos mil elementos fue desplazado hacia la carreteras de Morelia a Pátzcuaro,  Lázaro Cárdenas y Manzanillo-Zihuatanejo, donde se localizan los municipios de Aquila y Coahuayana, donde han ocurrido los últimos enfrentamientos. Ayer en la noche se reunieron los mandos de la Policía Federal en la ciudad de Apatzingán para definir la estrategia de vigilancia que se ha extendido por las zonas de la costa que colinda con Colima y Jalisco. Mientras tanto, en la región de Tierra Caliente siguen operando las policías comunitarias realizando labores de vigilancia en los municipios de Buenavista, Tepalcatepec y Coalcoman. Sin armas a la vista, mantienen funcionando los puestos de vigilancia en la carretera,  junto con elementos de la Policía Federal.

Comentarios