Proponen PAN y PRD la creación de la figura de jefe de gabinete

jueves, 25 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El PAN y el PRD en el Senado propusieron la creación de la figura del “jefe de gabinete” para sustituir al presidente de la República en sus ausencias temporales, presidir las reuniones del gabinete y tener la interlocución con las fuerzas de oposición. En la exposición de motivos de la iniciativa, incluida en la reforma constitucional en materia política y administrativa, los legisladores argumentaron ante la Comisión Permanente que tanto la figura del “jefe de gabinete” como las sesiones de control y la moción de censura, “tienen el potencial de reestructurar la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo hacia presidencias más estables y eficaces”. Estas medidas, tendientes a “superar las deficiencias estructurales del gobierno presidencial”, estarán acompañadas de otras reformas importantes, como la segunda vuelta electoral y la iniciativa razonada, que afina el modelo de iniciativa preferente del Ejecutivo frente al Legislativo. Sin embargo, a petición de los panistas se dejó en segundo plano la “revocación de mandato”, que generó varias discusiones al interior del equipo de trabajo. A la luz de la ausencia temporal del titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, para tratarse de una afección de salud, la figura del jefe de gabinete toma una mayor importancia. De acuerdo con la propuesta, un coordinador de gabinete “no supone la figura de un jefe de gobierno”, sino la de “un delegado presidencial que permite alcanzar varios objetivos: adecuar la carga de trabajo presidencial, atenuar la concentración extrema de facultades, contar con un enlace funcional ante el Congreso y dar al presidente una nueva tarea: la de mediador político”. “El jefe de gabinete, al asumir la interlocución con fuerzas de la oposición, asume también parte del desgaste que la confrontación política conlleva. Algunos sistemas presidenciales latinoamericanos cuentan con la figura del jefe o coordinador de gabinete”, se señaló en la exposición de motivos. Entre estos casos están Uruguay, Argentina o Perú. En México, el jefe de gabinete tendría las siguientes atribuciones: sustituir al presidente en sus ausencias temporales, aplicar la política general de gobierno que competa al Ejecutivo, presentar ante el Congreso las iniciativas o reformas constitucionales, presidir las reuniones de gabinete en ausencia del presidente, coordinar las reuniones de gabinete y dar seguimiento a los acuerdos tomados, conducir las relaciones del Ejecutivo federal con las entidades federativas, y conducir las políticas intersectoriales relacionadas con el Plan Nacional de Desarrollo. “Nótese que al combinar la facultad de presentar iniciativas con la figura de la iniciativa razonada que se detalla más adelante, al jefe de gabinete se le confiere un papel relevante en términos de interlocución hacia la posibilidad de delinear agendas de coincidencia con las fuerzas de oposición. En este mismo sentido, se plantea que el jefe de gabinete deba acudir, en la primera semana de cada periodo de sesiones, a cada una de las Cámaras del Congreso para presentar la agenda legislativa”, puntualiza la iniciativa de los 24 senadores del PAN, alineados a Ernesto Cordero, y los 22 legisladores del PRD, dirigidos por Miguel Barbosa. Moción de Censura La iniciativa PAN-PRD también propone que cualquier cámara del Congreso de la Unión pueda censurar a algún integrante del gabinete con la aprobación de una mayoría absoluta de sus miembros presentes. Si el presidente insistiera en mantener en su cargo al secretario censurado, enviará una “petición de confianza”. Si ésta se rechaza por mayoría absoluta, la censura será vinculante. Esta es una nueva figura de contrapeso entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo federal, que tiene como objetivo limitar la discrecionalidad de las acciones de los titulares del gabinete.

Comentarios