En Michoacán, completa ingobernabilidad: rondas comunitarias

lunes, 29 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Un grupo de miembros de las llamadas “rondas comunitarias” del municipio Los Reyes La Paz consideró que la situación en Michoacán es de “completa ingobernabilidad”. “Los malos” sólo se están burlando de las autoridades por su ineficiencia para resolver los múltiples conflictos en la entidad, subrayaron. No obstante, demandaron la intervención del gobierno federal para terminar con las extorsiones del crimen organizado, al que prefirieron no mencionar por su nombre o denominación por miedo a represalias. Con el rostro cubierto con paliacates, además de sombreros y gorras en la cabeza, una decena de indígenas viajó desde su comunidad –localizada en la meseta purépecha– hasta esta ciudad para denunciar que las autoridades municipales están coludidas con el crimen organizado. De hecho, revelaron que fueron policías municipales, junto con un grupo de civiles armados (identificados en la localidad como miembros de Los Caballeros Templarios), quienes dispararon contra la gente que se manifestó frente al palacio municipal de Los Reyes el pasado lunes 22, y aseguraron que no sólo fueron cinco los muertos en ese ataque. “Yo creo que (fueron) más de 40, pero las autoridades no quieren decir esto, están ocultando las cosas porque los policías también dispararon contra los que estábamos ahí”, expresó uno de los campesinos que acudió a la manifestación de hace una semana. Los comunitarios del municipio de Los Reyes señalaron que desde enero pasado un grupo de “malos” se presentó en su comunidad para exigirles que les pagaran 2 mil pesos por hectárea de las tierras que trabajan en su región. En asamblea decidieron no pagar y a partir de entonces iniciaron los hostigamientos en su contra. Precisaron que ellos están organizados en “rondas comunitarias”, o sea grupos de vigilancia autónoma que no utilizan las armas para defenderse, como sí lo hacen las policías comunitarias o los grupos de autodefensa ciudadana. Los campesinos exigieron al presidente Enrique Peña Nieto que a la brevedad realice una visita a Michoacán para que se cerciore del nivel de complicidad entre las autoridades y los grupos criminales.  “¿Cómo les va a creer a los presidentes municipales y a los policías, si ellos también están con los malos?”, cuestionó uno de los comunitarios purépechas. Consideraron que la intervención de la Policía Federal y el Ejército es insuficiente en la zona, pues el problema es mucho más complejo y profundo. Incluso previeron que la violencia durará mucho tiempo porque “los malos” se han apoderado de muchas regiones en las que nadie manda, más que ellos. Los campesinos tenían el rostro cubierto con paliacates para resguardar su identidad, y en ningún momento quisieron mencionar el nombre del grupo  que los extorsiona, aunque en una reciente visita a la cabecera municipal la gente identificó a Los Caballeros Templarios como los extorsionadores.  

Comentarios